•  |
  •  |

La pequeña que es cargada por una mujer que sale apresurada del hospital y viste un traje blanco con bordados amarillos, nació a las 12:44 de la madrugada del primer día del año y pesó siete libras y media. Es la primera nacida en 2012 y sus padres aun no tienen un nombre para ella.

Al salir del Hospital Materno- Infantil Bertha Calderón, a eso de las 10: 30 de la mañana, la mamá de la bebé, Joseling Chévez, 31 años, recibió la visita intempestiva de su primogénita, la pequeña Ángela, quien besó rápidamente a su hermanita.

Cuentan Chévez y su marido José García, que planearon ese embarazo buscando un varón para completar la pareja, pero ahora con las dos niñas han decidido no tener más bebés, así que antes de salir del hospital quedó programada la cirugía para ligar las trompas de Falopio de Joseling.

La última de 2011
La última nacida del año 2011, en el Bertha Calderón, “es un milagro”, dice su madre, Karla Santos, 34 años. Y así se llama la pequeña: Milagros Guadalupe, quien ayer por la mañana aun estaba con su madre en el centro hospitalario.

Los últimos meses de gestación de Milagros Guadalupe fueron difíciles. “Se me quiso venir, pero yo luché para que se me pegara”, cuenta Karla, una de las pocas mujeres de buen humor en la Sala de Maternidad del Bertha Calderón.

Mientras le da el pecho a la pequeña, recuerda las primeras horas del 31 de diciembre: dolores y más dolores. Así es que tomó los consejos de las abuelas: bañarse y bañarse.

Según le han dicho, el baño acelera los dolores y facilita la labor de parto, por eso ella se bañó unas 20 veces. Dos horas después de ingresar al hospital, exactamente a las 8:30 de la noche del 31, mientras todo el mundo brindaba por el año que agonizaba, Milagros Guadalupe nacía.

El segundo de 2012

Concepción de María, 32 años, pasó acostada todo el 31 de diciembre en su casa en el Reparto René Schick. El bebé al que le está dando el pecho es el quinto de sus hijos y es el segundo nacido en 2012. Este chiquitín salió de su madre exactamente a las dos de la madrugada de ayer.

Horas antes, la jovencita Brenda Porras, 18 años, primeriza, estaba dando a luz al penúltimo bebé nacido en 2011. Tampoco tiene nombre todavía. Se ve calmito en la cama que comparte con su mamá, con quien se irá a vivir pronto en el Barrio Enrique Smith. Debido a la preclampsia que padeció Brenda, tendrán que permanecer en el hospital unos días más.

La doctora Alenska Delgado Sequeira, jefa de turno del Bertha Calderón el 31 de diciembre, expresó que no se dieron mayores complicaciones en los partos atendidos durante el fin de año. Según la ginecóloga, normalmente en diciembre es menor la cantidad de partos.