•  |
  •  |

Aunque la Policía Nacional hasta mañana dará a conocer el informe final de la actividad delictiva acontecida el recién pasado fin de año e inicios de 2012, diversas instituciones y los medios de comunicación han reportado que al menos 12 personas murieron en el marco de estas celebraciones.

La Policía, en un informe preliminar brindado el pasado 1 de enero, señaló que no registraron ninguna muerte violenta el 31 de diciembre de 2011, pero en la medida que avanzó la jornada, se fueron conociendo hechos que acabaron con la vida de varias personas.

La mitad de los que murieron fueron asesinados con armas de fuego o armas blancas, en los departamentos de Nueva Guinea y Estelí. La comisionada mayor Vilma González, segunda jefa de la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía, explicó que los resultados que dieron a conocer sobre la ejecución de los planes operativos en el marco del “Plan Belén”, fueron preeliminares y se refirieron específicamente a los hechos registrados el pasado 31 de diciembre.

“El 31 de diciembre no conocimos de ninguna muerte violenta vinculada a delitos como asesinatos, homicidios, aunque la tipificación delictiva del accidente de tránsito es de un homicidio imprudente. En ese sentido, nosotros podemos decir que las fiestas de fin de año se realizaron con tranquilidad y seguridad, tomando en cuenta que en todas las familias nicaragüenses, por muy pobres que sean, realizan una celebración especial”, consideró González.

Cifras pueden haber llegado tarde
El director ejecutivo del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de Nicaragua, Cescnic, David Silva, considera que la Policía tiene una posición institucional de no maquillar las cifras relacionadas con la actividad delictiva que ocurre en el país.

“La seguridad ciudadana es una responsabilidad de todos y debe ser con el concurso de todos…, a lo mejor algunas cifras no han llegado a ellos y no las han incluido, pero percibo que la actividad delictiva en las fiestas de fin de año disminuyó, y que hubo una buena presencia policial en las calles”, indicó Silva.

No obstante, González reconoció que durante el recién pasado 1 de enero de este año ocurrieron algunos hechos violentos, como la muerte de dos personas en el departamento de Nueva Guinea, otra en Estelí y algunos hechos que están siendo investigados en otras partes del país.

La jefa policial señaló que hay algunos casos que son conocidos de manera pública, pero que a veces no llegan las denuncias a las delegaciones policiales, por lo que no son tomadas en cuenta en las estadísticas; otros son llevados de oficio por los agentes del orden y luego ingresan a la base de datos.

González dijo que uno de los logros de este 31 de diciembre es que la Policía y la Dirección General de Bomberos no registraron casos de personas lesionadas por juegos pirotécnicos, pero indicó que uno de los aspectos negativos de la fiesta de fin de año fue el aumento de muertes por accidentes de tránsito.

“En los accidentes de tránsito inciden varios aspectos, pero sobre todo la actitud del conductor cuando va al volante, el respeto a las señales de tránsito y la observancia que él tenga hacia la Ley… son situaciones que tienen que ver con la conducta de la persona que va en el vehículo, la otra parte tiene que ver con la presencia policial, y nosotros tenemos presencia en la vía pública”, finalizó la comisionada.