•  |
  •  |

A diez días de que pobladores denunciaron haber sido víctimas del “loteriazo”, las autoridades policiales aún no han resuelto este caso, que generó polémica y desilusión en quienes pensaron que “le habían pegado al gordo navideño”.

El sorteo navideño 2011 se efectuó el pasado 23 de diciembre, y fue cuatro días después que varios de los estafados llegaron a las instalaciones de Lotería Nacional con la ilusión de cobrar uno de los premios, pero allí les dieron la mala noticia. Las víctimas habían comprados vigésimos falsos de la Lotería.

“Nosotros continuamos realizando las investigaciones e indagaciones del caso, se están haciendo las entrevistas con las víctimas para dar con el paradero de los estafadores”, aseguró la comisionada mayor Vilma González, segunda jefa de la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía.

¿Quién los clonó? ¿Número de afectados?
Las autoridades policiales continúan investigando quién o quiénes son las personas que cometieron el delito, el número de afectados y cantidad de billetes de lotería clonados. Los afectados que se presentaron a la Lotería portaban entre uno y tres vigésimo del número 20671, que compraron en diferentes municipios del país.

El gerente general de la Lotería Nacional, Ernesto Vallecillo, dijo ayer a EL NUEVO DIARIO que un total de siete personas fueron las que se presentaron a cobrar el premio con billetes falsos, y todos con el número 20671. Aseveró desconocer información sobre las personas que ejecutaron la estafa, y señaló que las investigaciones están en manos de la Policía.

“Si este hecho ha afectado las ventas de la lotería, eso lo voy a saber mañana (hoy martes) a la hora del sorteo, ahorita los vendedores andan los vigésimos en las calles. Yo he preguntado a varios vendedores y me dicen que no, información exacta la vamos a tener mañana”, dijo Vallecillo.

Los afectados recomendaron a las autoridades de la Lotería informar a la población para que puedan reconocer cuándo un billete es clonado, y reconocer las características de uno verdadero, y así evitarse malos momentos y ser estafados.