•  |
  •  |

Alex Antonio Mendoza Martínez, de 42 años, nunca se imaginó que ir a reclamar su perro Pastor Alemán belga a la Estación Seis de Policía, le significaría recibir el Año Nuevo en la cárcel.

Mendoza fue detenido en esa delegación policial  en el último día del año recién finalizado, con una orden de captura revocada el 18 de agosto de 2011, y notificada a la Policía cinco días después.

Por esa razón, Javier Eulogio Hernández, defensor del detenido, presentó este lunes un recurso de exhibición personal en el Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, a favor de su cliente.

El 16 de junio de 2011, la jueza suplente Primero Local Penal de Managua, María de los Ángeles Roque, declaró rebelde a Mendoza y ordenó su captura, porque no asistió  a  la audiencia preliminar a la que fue citado en virtud de una acusación por hurto agravado.

Cuatro días después, Mendoza se presentó ante la judicial, quien al término de una audiencia inicial con características de preliminar rechazó la acusación,  “por no ser específica y tampoco individualizar la participación del acusado”.

Pero fue hasta el 18 de agosto  que la jueza Roque anuló la orden de captura  y ordenó archivar la acusación contra Mendoza.

¿Ordice revive causa?
Hernández expresó que la detención ilegal de su representado se alargó porque en la Oficina de Recepción y Distribución de Causa, Ordice, “revivieron” la acusación archivada por la jueza Roque”.

Esto porque, según Hernández,  al parecer admitieron nuevamente la acusación por los mismos hechos, y pusieron al imputado a la orden del Juzgado Séptimo Local Penal de Managua, que está reabriendo la causa.

“Lo más grave del asunto es que el juez que está de turno no puede ordenar la libertad de mi representado, porque la orden de captura que la Policía ejecutó ya estando revocada, la emitió otra autoridad judicial”, explicó el abogado Hernández.

Policía brinda su versión

El subcomisionado David Morales, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Estación Seis de Policía de Managua, indicó que solo cumplieron con ejecutar la orden de captura en contra de Mendoza, aunque no especificó si se trata de la misma por la que ya había sido absuelto.

“La Policía lo único que hace es cumplir con el mandato del Poder Judicial”, dijo sin entrar en detalles.

Sobre la situación del perro, indicó que no se lo pueden entregar a Mendoza, en principio porque este ahora está detenido, y, en segundo lugar, porque existen además de él, dos personas más reclamándolo como propio.

El Pastor Alemán, junto a dos canes de raza Pitbull, ahora son los que se encargan de cuidar las celdas de la Estación Seis.