•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Organizaciones juveniles nicaragüenses anunciaron este martes una marcha en contra de los diputados y de "la legitimación del fraude" el próximo lunes, un día antes de que el presidente Daniel Ortega asuma para un nuevo mandato de cinco años.

La marcha, anunciada por organizaciones juveniles que se hacen llamar "los encachimbados" (enojados), está dirigida en contra de los diputados de oposición que asumirán ese día sus escaños ante autoridades del Consejo Supremo Electoral (CSE), cuya autoridades desconocen los manifestantes.

El CSE juramentará el lunes a los 91 diputados -entre ellos 28 opositores- electos en los mismos comicios en que fue reelecto Ortega el pasado 6 de noviembre, para que tomen posesión de sus cargos.

Los grupos juveniles que apoyaron al candidato opositor Fabio Gadea, y aún no reconocen los resultados electorales, acusaron de "traidores" a los diputados de la alianza PLI-MRS, integrada por el Partido Liberal Independiente y el Movimiento Renovador Sandinista, por asumir sus curules.

Los legisladores del PLI-MRS asumirán sus escaños "a sabiendas de que con esta acción quedará legalmente establecido el gobierno de Ortega", dijo Marvin Parrales, del Movimiento Pedro Joaquín Chamorro.

Tras los comicios del 6 de noviembre, los 26 diputados electos por el PLI estaban indecisos de asumir sus escaños, pero cambiaron de actitud a escasos días de la ceremonia de juramentación, alegando que darán la batalla desde el Congreso al nuevo gobierno de Ortega.

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC-derecha), del ex presidente Arnoldo Alemán, tendrá dos curules.

Gadea, quien también tiene derecho a un escaño por haber sido el segundo candidato con más votación, no asumirá su asiento porque no acepta la derrota, según ha dicho.

El gobernante Frente Sandinista (FSLN) de Ortega contará con una aplastante mayoría 63 diputados.

Según una disposición legal, los ex presidentes de la República tienen derecho a un curul al término de su mandato, pero en este caso será asumido por el actual vicepresidente Jaime Morales.