•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

Las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica comenzaron a tensionarse, luego que el vicecanciller tico, Carlos Roversi, dijo que el  gobierno de Nicaragua está en su derecho de “meter  500 dragas” al río San Juan, ya que es soberanía de Nicaragua, siempre y cuando no afecten suelo costarricense.

El funcionario respondía así a las declaraciones de Edén Pastora, el funcionario delegado por el gobierno de Managua para ejecutar las obras de dragado del Río San Juan, quien a través de un medio de comunicación oficial nicaragüense dijo el pasado viernes que llevaría doce dragas más al río.
Según Roversi, si hay sedimentos en el río San Juan, estos se originan en los trabajos de construcción de un puente a la altura de Las Tablillas, donde las dos márgenes pertenecen a Nicaragua, e insistió en que ahí si hay un efecto ecológico fuerte.

En relación con el impacto que pudo haber causado Costa Rica en el río, con la construcción de la carretera de 160 kilómetros en suelo tico, dijo que hasta el momento Nicaragua no ha dado pruebas de contaminación por parte de su país.

Las relaciones entre los países vecinos se han deteriorado desde 2010, cuando Nicaragua anunció las obras de dragado en el San  Juan, río de su plena soberanía, y se complicaron aún más cuando Costa Rica inició la construcción de una vía paralela al río, que incluso pasa rozando los mojones y las márgenes del cuerpo de agua.

El pasado viernes, Edén Pastora informó a medios nicaragüenses que el Gobierno de Managua enviará diez dragas más al San Juan en 2012, que se sumarán a las cinco dragas que limpian el lecho del río. Una sexta draga entrará a funcionar en este mismo mes de enero para extraer sedimentos. Luego se enviarán cuatro más.

Pastora, quien vivió asilado en Costa Rica, añadió que el gobierno de Laura Chinchilla afecta al San Juan debido a la construcción de la carretera paralela al río, y aseguró que las nuevas dragas servirán para frenar el crimen ecológico que la administración costarricense comete en una parte de la frontera común.

* Corresponsal END