•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El jefe de la delegación policial del Triángulo Minero de la RAAN, comisionado mayor Otilio Duarte, y el jefe del Batallón Ecológico de esta subregión, coronel Francisco Ruiz, rechazaron versiones periodísticas sobre una supuesta persecución, ejecución y violación de los derechos humanos de campesinos de la comarca de El Porvenir, municipio de Siuna.

“Información de inteligencia policial indicaba que una banda delincuencial que operaba en el sector de El Porvenir se encontraba en un sector montañoso del mencionado lugar, donde la fuerzas combinadas de la Policía y del Ejército de Nicaragua asistieron a la desarticulación de estos delincuentes, quienes al ver a las fuerzas del orden público abrieron fuego”, explicó el comisionado mayor Duarte.

El jefe policial aseguró que producto de este enfrentamiento, perdió la vida Jaime Gilberto Palma, de 31 años, igualmente resultaron heridos dos sujetos más que lograron huir del lugar, pero pudieron capturar a Benjamín Palacios, de 20 años, y a un adolescente que fue dejado posteriormente en libertad.
 
Controversia
Un medio de circulación nacional publicó una denuncia de personas no identificadas que se quejan de la actuación del Ejército y de la Policía, señalando que los oficiales de ambas instituciones se han dedicado a reprimir a los productores que nada tienen que ver con los hechos violentos acaecidos en la zona.

Los denunciantes fueron más allá, al decir que no hubo ningún combate, y que Palma fue acribillado mientras trabajaba en el campo, por lo que demandan la presencia de organismos de derechos humanos en la zona de El Porvenir.

El coronel Ruiz salió al paso de esta denuncia, señalando que el Ejército y la Policía fueron a perseguir a unos criminales que consumían y vendían marihuana, que además habían emboscado y asesinado al teniente Atilano Murillo y lesionado suboficial Socorro Perfecto.

Ruiz dijo que el Ejército de Nicaragua no es un Ejército represor, sino defensor de los productores en el campo.

“Nosotros no reprimimos a la población, no intimidamos, damos seguridad a la gente persiguiendo a la delincuencia, lo que aquí hay es una campaña que realiza un periodista en contra de la Policía y del Ejército, la cual es sucia, y si fuera así, los líderes de las comunidades no nos llamarían y no se reunirían con nosotros; que pruebe lo que dice. La gente en el campo se siente atemorizada y nos llaman y piden  la presencia nuestra, y esa es nuestra obligación: dar seguridad”, finalizó diciendo el jefe militar.

El comisionado Duarte coincidió diciendo que la Policía está respondiendo a la demanda de los productores que piden seguridad en el campo, y, por lo tanto, no se dejarán impresionar por campañas de desprestigio orquestadas por personas que más que realizar una labor periodística responden a intereses políticos.