•  |
  •  |

El 70% de los nicaragüenses tiene un familiar en el exterior, según los resultados de la última encuesta del Sistema de Monitoreo de Opinión Pública realizada por M & R consultores, del 5 al 21 de diciembre. Y el principal país de destino sigue siendo Estados Unidos.

No obstante, de ese universo que ha emigrado, apenas un 26% logra mandar remesas económicas a sus familiares en Nicaragua, en comparación con un 74% que asegura no recibir nada.

Esto podría tener su explicación en la profunda crisis que ha golpeado a Estados Unidos, ya que el 49% de los nicaragüenses emigra a este país, seguido de un 33% que lo hace a Costa Rica, y un 7% a España.

Las zonas que reciben mayores remesas familiares corresponden a Managua, a Occidente y al Atlántico, con un 29, 26 y 27%, respectivamente, mientras que el Centro del país es el que menos goza de este beneficio (apenas un 18%). La mayoría de las remesas se reciben en la zona urbana (31%), y los adolescentes son la población más beneficiada, con un 31%.

No hay variaciones importantes en cuanto al sexo, ya que el 24% de los que reciben remesas son hombres versus un 28% que son mujeres. La simpatía partidaria y la denominación religiosa tampoco son variables a considerar.

Desciende interés a emigrar
La encuesta también revela que un 47% de la población emigraría del país si tuviera la oportunidad. Aunque la tendencia ha variado de un 72% registrado en diciembre de 2004 a un 47% registrado en diciembre de 2011.

Las cifras más altas se registran en la región Suroriental (con un 52% del total que vive en esta zona), seguida de la capital (con un 48%). La variación es casi imperceptible entre la zona rural y la urbana, lo cual indica que esto no representa ventajas tangibles que aten a los nicaragüenses a su país, aunque no sucede lo mismo en el aspecto generacional.

El estudio demuestra que los adolescentes son la población más vulnerable a emigrar, ya que del total consultado en este grupo generacional, el 62% son potenciales emigrantes, seguidos por los jóvenes, 55%; los jóvenes adultos, 48%, y los adultos, 27%.

No existen diferencias sustanciales en cuanto al sexo, ya que tanto los hombres como las mujeres tienen casi la misma posibilidad de emigrar (47% vs. 46%).

La afinidad partidaria sí juega un papel importante, ya que el 62% de los nicaragüenses que se irían del país son opositores, seguidos de un interesante 40% que respaldan al partido gobernante, pero que también emigraría del país. Esto indica que un porcentaje significativo de partidarios del FSLN están dispuestos a buscar mejores oportunidades profesionales o de vida.

La mayoría que aseguró que emigraría del país pertenece a la población católica (50%), seguida por la evangélica (34%), aunque resulta interesante que del total de ateos consultados el 57% se iría del país. Esto indica que la religión no representa un indicador importante a la hora de buscar mejores oportunidades, solo refleja las inclinaciones religiosas de la población.

El país más cotizado sigue siendo Estados Unidos (con un 39%), seguido de España y de Costa Rica, con un 23% cada uno.

Del área urbana, la mayoría emigraría a Estados Unidos, y de la rural, a Costa Rica, probablemente por tener menor preparación intelectual. Aunque no ocurre lo mismo según el grupo generacional, ya que entre un 40 y un 43%  lo haría al vecino país del Norte sin importar su edad.

Tanto hombres como mujeres emigrarían a Estados Unidos, y la simpatía partidaria no parece ser importante, ya que el 37% de los seguidores del Frente Sandinista emigrarían a este país.