•  |
  •  |

El exalcalde de León, Manuel Calderón, aseguró que se siente satisfecho del trabajo que realizó en los últimos tres años de administración, pero lamenta el hecho de que algunos hermanamientos internacionales vayan a condicionar su apoyo o piensen en retirarse de León, después de conocer sobre su renuncia el martes 3.

“Fui obligado a renunciar porque, la verdad, no obedecía la línea política que se estaba perfilando a partir de las elecciones nacionales, a favor de la compañera Rosario Murillo, quien aspira a ocupar la presidencia y actualmente trabaja en acomodar las condiciones a su favor”, dijo Calderón.

Pero según Nelson Artola, las afirmaciones de Calderón son especulaciones, situaciones que nunca han sucedido.

“Aquí en León, en las filas del Frente Sandinista no hay descontento, hay estabilidad laboral y política, todo está tranquilo aquí”, detalló el funcionario al salir de la clínica médica donde tuvo que ser atendido ayer de emergencia.