•  |
  •  |

Autoridades del Ministerio de Energía y Minas, MEM, dieron a conocer que la empresa Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN, que desarrolla el proyecto Tumarín, en La Cruz del Río Grande, Matagalpa, tiene 45 días para presentar los cronogramas de inversiones para obras civiles mayores, lo que le permitiría obtener la licencia de generación e iniciar la construcción de la represa hidroeléctrica.

Emilio Rappaccioli, Ministro de Energía, explicó ayer a EL NUEVO DIARIO que las inversiones del proyecto -- uno de los más importantes en el proceso de cambio de la matriz energética del país-- ya suman US$ 30 millones en estudios técnicos y de factibilidad, así como obras menores.

 “Las primeras inversiones las ha realizado el consorcio Queiroz Galvâo, de Brasil, y el grupo CHN, que es socio de la empresa estatal brasileña Electrobras, están por buen camino. Se espera que inviertan al menos 40 millones en los próximos cuatro meses y esperamos en los próximos 45 días cerrar detalles de los cronogramas del proyecto. Esto les permitirá negociar con la distribuidora de energía Gas Natural los contratos de compra -venta de energía, que deberán ser aprobado por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) y ratificados por el Ministerio de Energía”, agregó.

Según los planes, Tumarín producirá 253 megavatios de potencia y contará con una inversión total de US$ 1,100 millones.

Obras ejecutadas
CHN informó en esta semana mediante una nota de prensa, que las obras primarias que ejecuta desde finales de 2011, están por concluir, destacando los avances en la construcción de 50 kilómetros del camino que unirá el poblado de San Pedro del Norte, en Apawás, con la hidroeléctrica, en el municipio de La Cruz de Río Grande, en la Región Autónoma del Atlántico Sur.

“Entre los trabajos ya completados está la instalación de los dos primeros campamentos que están ubicados en la comunidad La Estrella, en el municipio de Paiwas, y La Cruz de Río Grande, próximo al lugar donde estarán las instalaciones industriales para construir la central hidroeléctrica Tumarín”, señaló la compañía.

CHN indicó que estas primeras obras ya están “contribuyendo a dinamizar el comercio y a generar nuevos empleos en la zona”.

“Carpinteros, albañiles y ayudantes contratados para trabajar en esas obras son residentes de las comunidades y pueblos de esa región nicaragüense. Estos fueron capacitados por CHN con apoyo de instituciones de Gobierno”, agregó CHN.