•  |
  •  |

La cooperación alemana se reducirá en 2013 y se orientará únicamente para proyectos de suministro de agua potable y eliminación de aguas residuales, dejando por fuera los programas de buena gobernanza y del medio ambiente, según informó el ministro alemán de cooperación, Dirk Niebel, en la capital del país europeo.

 

“El régimen nicaragüense tiene que asumir las consecuencias de su forma cada vez más autocrática de gobernar”, expresó Niebel, de acuerdo con una nota de la agencia alemana de noticias, DPA, que fue publicada en el sitio web de la televisora alemana Deutsche Welle.

Ayer mismo, el Canciller de la República, Samuel Santos, reaccionó que el recorte de la cooperación alemana será perjudicial, pero aclaró que la noticia no es nueva ya que se había anunciado desde el año pasado en el marco de la crisis económica que atraviesa Europa.

Para Santos, “no se trata de un asunto de legitimidad” del nuevo período que ya está ejecutando el gobierno sandinista. “El propio delegado de la Unión Europea dijo con toda claridad, ante la pregunta de los periodistas, que el presidente Ortega había sido el ganador e igual lo señaló en su comunicado el secretario general de Naciones Unidas”, sostuvo el funcionario.

Santos dijo creer que se trata de la posición de “alguien” y no del gobierno alemán, aunque reconoció que las denuncias de un supuesto fraude en las elecciones generales pasadas pueden haber tenido eco en algunos sectores de Alemania.   

Actuarán con prudencia
Sin embargo, el ministro alemán de cooperación, Dirk Niebel, político liberal, señaló que actuarán con “prudencia” y que no se trata de ponerle fin total e inmediato a la cooperación de Alemania hacia Nicaragua, la cual data de casi 30 años.

Actualmente, la cooperación alemana se enfoca en tres aspectos: abastecimiento de agua potable y desarrollo de alcantarillado, descentralización y fortalecimiento del Estado de Derecho y la democracia, y desarrollo de una política ambiental, protección y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales.

Según el anuncio de Diebel, la cooperación bilateral será restringida al suministro de agua potable y a los proyectos de eliminación de aguas residuales, bajo el argumento que estos dos aspectos tienen una cercanía especial a la población e importancia en la lucha contra la pobreza.

En tanto, la cooperación en materia de buena gobernanza y medio ambiente se extenderá hasta finales de 2013.

Oposición alemana critica medida
La decisión del gobierno alemán fue criticada por el opositor Partido de la Izquierda a través de su portavoz, Heike Hänsel, quien calificó la medida de “hipócrita” e “inaceptable”, además de considerar inconcebible cortar la ayuda a Nicaragua, alegando la falta de éxito en la lucha contra la pobreza y déficit democrático.
Hänsel acusó a Niebel de instrumentalizar la cooperación internacional de Alemania “para imponer dogmas neoliberales”.

En promedio, la cooperación alemana suma 20 millones de dólares cada dos años. Según datos publicados por el Banco Central en su página web, en 2010 Alemania prestó a Nicaragua 2.6 millones de dólares y donó en el mismo año 16.6 millones de dólares.

Uno de los proyectos emblemáticos financiados por la cooperación alemana es el saneamiento del lago de Managua, para lo cual, en 2010, desembolsaron en total 6.9 millones de dólares, señala el mismo Banco Central.

Embajador europeo prefirió no pronunciarse
“En la medida que seamos interdependientes vamos a ser más libres y en la medida que seamos dependientes vamos a ser menos libres…creo que lo más importante es que nuestros países seamos libres, podamos romper la dependencia de las donaciones…vivir de la limosna no es lo mejor para ningún pueblo”, dijo Ortega ayer luego de acreditar como nuevo embajador y jefe de la delegación de la Unión Europea a Javier Sandomingo Núñez.

El diplomático europeo prefirió no pronunciarse sobre la decisión del gobierno alemán en recortar la cooperación con Nicaragua, según él, por no representarlo y porque es un país soberano que toma sus propias decisiones.

“La Unión Europea no puede hacer otra cosa más que respetar la decisión de sus estados miembros, como comprenderás yo no puedo compartir ni dejar de compartir lo que el gobierno alemán decide”, se excusó el diplomático.