•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de Costa Rica afirmó hoy que no acatará la orden dada por la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) para suspender la construcción de una carretera en su territorio paralela al fronterizo río San Juan, a petición de Nicaragua.

El canciller costarricense, Enrique Castillo, declaró a la radio local ADN que su país "no reconoce a la Corte". "De modo que lo que resuelvan para nosotros es inexistente, es absolutamente nulo, ellos están incurriendo en acciones ilícitas, abusivas pretendiendo imponer un poder que no tienen sobre un país soberano", agregó.

"Costa Rica reconoce la competencia de otras cortes, como la Internacional de Justicia, donde Nicaragua ya presentó su reclamo, por eso para nosotros lo que resuelva la CCJ es irrelevante y completamente nulo", agregó.

La Corte Centroamericana ordenó ayer a San José suspender "inmediatamente" la construcción de una carretera de 120 kilómetros paralela al fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, tras comprobar "algunos indicios" de daños ambientales.

"Por unanimidad de votos la Corte Centroamericana resuelve declarar con lugar la solicitud de medida cautelar, consistente en que se suspendan inmediatamente las obras de construcción de la mencionada carretera que el Gobierno de Costa Rica construye a lo largo de la ribera sur del río San Juan", indicó el presidente de ese tribunal, el hondureño Francisco Darío Lobo.

Castillo insistió en que como Costa Rica no ha ratificado nunca su adhesión a la CCJ, este ente no tiene competencia para dirimir ningún caso en el que este país esté involucrado.

"La Corte puede operar en aquellos países que la han aceptado, pero no puede imponerse sobre todos los demás. La Corte no tiene nada que hacer con Belice, Panamá ni Costa Rica, porque no son parte. Ellos buscan a toda costa justificar su propia existencia", apuntó.

Por estas razón, Castillo indicó que planea viajar y hacer visitas a los demás países centroamericanos "para explicarles la situación y para hacer conciencia de que la Corte necesita que le pongan límites pues está completamente excedida".

La CCJ admitió el pasado 6 de diciembre una demanda contra Costa Rica, interpuesta por las organizaciones ambientalistas Fundación Nicaragüense de Desarrollo Sostenible y el Fondo Nacional de Reciclaje, que acusan a San José de cometer supuestos delitos contra el medio ambiente en el río San Juan.

San José niega los supuestos daños ambientales y ha acusado al tribunal de actuar con parcialidad a favor de Nicaragua, lo que es negado por el magistrado Lobo.

Nicaragua también demandó el pasado 23 de diciembre a Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en la Haya, Holanda, por "violación" de su soberanía en la zona fronteriza común del río San Juan.