•  |
  •  |

Las primeras pruebas de exploración que se realizan en la zona donde está ubicado el proyecto Casita-San Cristóbal, indicaron que existe vapor de buena calidad para la producción energética con una planta geotérmica, confirmaron ayer las autoridades del Ministerio de Energía y Minas, MEM.

Emilio Rappaccioli, titular del MEM, explicó que como parte de las actividades exploratorias que se realizan en la zona, se perforó el primer pozo de diámetro reducido, a 1,200 metros de profundidad, el cual está produciendo vapor con temperaturas de 160 grados centígrados, y presión suficiente que da “buenos indicios” de que  en la zona existe un reservorio con potencial explotable con fines comerciales.

El ministro indicó que los estudios seguirán durante los próximos cuatro meses para definir con exactitud qué capacidad se puede explotar, aunque inicialmente se estima que se podría instalar una planta de 30 a 40 megavatios de potencia.

Comercialmente factible
“Comercialmente se tienen que perforar pozos de 1,500 y de 2,000 metros de profundidad. Por el momento, el vapor registró temperaturas entre los 160 y los 180 grados centígrados, y una presión lo suficientemente elevada, que indican la existencia de un buen reservorio para construir una planta generadora de hasta 40 megavatios”, explicó.

El funcionario dijo que la concesión mantiene por el momento un contrato únicamente de exploración, y se tendría que precisar con más detalles la cantidad de vapor del reservorio, para otorgar la licencia explotación de la zona al consorcio de capital privado que realiza los estudios técnicos.

El MEM, bajo acuerdo ministerial 1-2009 oficializó la adjudicación del contrato de exploración al consorcio privado Proyecto Geotérmico Casita-San Cristóbal, de inversionistas extranjeros.

Más exploraciones
Además, existen otras concesiones que están bajo estudios de exploración, como El Hoyo-Monte Galán, con inversión privada, y Managua-Chiltepe, esta última a cargo del consorcio ALBA de Nicaragua S.A., Albanisa.

El potencial geotérmico en Nicaragua incluye también estudios en la zona del volcán Cosigüina, que se encuentran en la etapa de reconocimiento. Datos del MEM estiman que hay razones técnicas para considerar que esta área tiene potencial para explotación comercial.

Además, según estudios de prefactibilidad ejecutados recientemente, existe una importante fuente potencial de calor magmático en la zona de volcán Telica-El Ñajo.

Según estadísticas del MEM, también hay suficientes indicios de manifestación termal, y datos como para inferir la presencia de un sistema hidrotermal potencialmente explotable, en el complejo volcánico El Ñajo y El Carol.

Solo energía limpia en 2017
Rappaccioli indicó que la proyección del MEM para 2017, es que haya operando para entonces la mayor cantidad de proyectos renovables en el país, que permitan poseer un balance de generación de 95% por ciento de energía limpia, y solo un 5% de energía térmica.

“Nuestra meta es producir más energía renovable. En el plan indicativo de cambio de la matriz energética incluimos tres plantas de generación geotérmica de 40 megavatios cada una, tres proyectos eólicos, al menos tres hidroeléctricos, podríamos llegar generando (a 2017) más del 90% (de la energía) con recursos renovables”, agregó.