•  |
  •  |

Un grupo de mujeres taxistas solicitaron ayer al presidente Daniel Ortega, a la primera dama Rosario Murillo y a la alcaldesa de Managua, Daysi Torres, la destitución de Francisco Alvarado, Director del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, Irtramma, a quien señalan de abusar de su poder y discriminarlas.

“Alvarado nos niega el derecho a resolver los problemas del sector; hay multas excesivas y aranceles ya pagados, y por triquiñuelas no les entregan sus permisos de operación a los concesionarios. ¿Cómo va a ser posible que a un taxista se le multe dos veces bajo el mismo argumento y con montos de 500 córdobas, cuando apenas gana 200 al día?”, manifestó Mirna Pérez, de la Cooperativa Frente Norte 380.

Más de un centenar de mujeres taxistas se presentaron a las instalaciones del Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas “María Elena Cuadra”, asegurando que representan a unas mil taxistas agrupadas en cuatro federaciones, para hacer la denuncia pública.

Las taxistas aseguraron que lamentan las declaraciones de la alcaldesa Torres, quien aseveró que no había recibido pruebas de las anomalías cometidas por Alvarado.

A punto de llorar, Pérez recordó que Alvarado violentó el derecho de obtener una concesión a una taxista solo porque ella no quería salir en la foto que se adjunta en los documentos, sin su peluca, ya que había perdido su cabello por el tratamiento de quimioterapia al que está sometida.   

Con pruebas y discriminadas
Yolanda Téllez, de la Cooperativa San Miguel Arcángel, mostró recibos de multas que consideran ilegales, y los documentos que demuestran que han hecho llegar sus denuncias a la comuna capitalina, pero no han obtenido respuesta.

Téllez, junto al resto de féminas, dio un plazo de una semana a las autoridades municipales y gubernamentales, para que den respuesta a sus demandas, pues, de lo contrario, se encadenarán --según dijeron-- frente a las instalaciones del Irtramma.

Como parte de la discriminación que le achacan a Alvarado, las quejosas mencionaron que este se ha negado a entregarles los vehículos Lada Kalina a las cooperativas que han denunciado su mala administración.

Como ejemplo, Téllez señaló que la cooperativa que representa cuenta con 55 asociados, y apenas les habían asignado dos vehículos Lada, pero que por revanchismo Alvarado nunca se los entregó.

Isabel Toruño, de la Cooperativa “4 de Diciembre”, denunció que le asignaron un vehículo para uno de sus asociados, y que incluso lo hicieron pagar la póliza de seguro, pero que el director del Irtramma nunca dio el aval para que la Caja Rural Nacional, Caruna, entregara el mismo.

“Gobierno no da respuesta”
Josefa Rivera, Subdirectora Ejecutiva del Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra”, dijo que apoyarán a las taxistas en su lucha por reivindicar sus derechos.

“Queremos que las personas que ponen al frente (de las instituciones) sean responsables…, entonces le pedimos al Presidente de la República, a la primera dama, que pongan el dedo en la llaga”, exhortó Rivera.

Al lugar se presentaron representantes varones de otras cooperativas de taxis.
Juan José Urrutia, vicepresidente de la Federación Nacional de Transportistas Revolucionarios, Fenatrar, recordó que durante el acto de entrega de los Lada Kalina hicieron llegar personalmente sus quejas en contra de Alvarado a Ortega y a Murillo, pero no han obtenido ninguna respuesta.

Aseguró que la organización que dirige ha llevado 47 documentos que demuestran las irregularidades que ocurren en el Irtramma.