•  |
  •  |

El secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, Roberto González, dijo esperar que la organización que dirige sea tomada en cuenta por parte del gobierno a la hora de las consultas que se hagan en relación con la reforma tributaria, y se logre un consenso nacional, para que la misma no afecte a los más pobres.

“Sin querer pretender molestar a nadie, pero no solo por la experiencia, sino por la necesidad de lo que requiere el país, es que (se necesita) una reforma tributaria que haga que paguen más los que tienen más y que no solo amplíe la base (tributaria), sino que beneficie a los que tienen menos”, exhortó González.

Sobre la aplicación del Impuesto sobre la Renta, IR, al salario de los trabajadores que ganan de 75 mil córdobas a más, anualmente, reiteró la propuesta de la CST, referida a que dicho techo salarial para aplicar el tributo, suba a 100 mil córdobas.


Trabajan propuesta “flexible”

En relación con la reforma a la Ley del Seguro Social, González consideró que se debe buscar el consenso y no perjudicar solo a los obreros.

Aseveró que están trabajando en una propuesta flexible en relación con el aumento del número de semanas cotizadas y de años para optar a una pensión, la que presentarán en los próximos días al gobierno y al Fondo Monetario Internacional.

“Todavía tenemos problemas con la calidad del servicio que dan las clínicas previsionales. Es un tema que nos preocupa en esta reforma, y, de igual manera, las garantías financieras del Instituto de Seguridad Social para la política de pensiones para las futuras generaciones laborales. Creemos que este es un tema que debe ser de consenso, que guarde los equilibrios y los balances, no podemos recargar todo a un solo sector, y en este caso a los trabajadores”, indicó González.