•  |
  •  |

Empresarios nicaragüenses, representados en el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, se mostraron preocupados ante la posibilidad de que Estados Unidos no conceda el waiver a Nicaragua en el presente año fiscal, lo que implicaría de hecho que se cierre la llave de acceso a las fuentes multilaterales donde ese país cuenta con un veto.

El waiver es una dispensa o exención que otorga el gobierno de Estados Unidos a aquellos países con los que colabora, ya sea bilateral o multilateralmente, pese a que tengan en su haber casos de confiscaciones a ciudadanos estadounidenses. Esta dispensa se hace de forma anual, tomando en consideración el grado de avance del país en mención a la indemnización de los ciudadanos afectados.

“Esto significaría que si el waiver de propiedad que se otorga en el mes de junio-julio, se da de forma negativa (por el Congreso estadounidense), automáticamente el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, tendría que suspender su relación de apoyo que tiene con Nicaragua, y significaría que se volvería casi imposible tener un programa con el Fondo Monetario Internacional, FMI”, indicó José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep.

El Cosep estima que si esto sucediera, los grandes perdedores serían todos los nicaragüenses. “La estabilidad macroeconómica tendría un revés, pues si hoy tenemos esos resultados de crecimiento por encima de Centroamérica se debe a esa estabilidad macroeconómica, por eso han escuchado que organizaciones como Funides, Amcham y Cosep están planteando el problema de los waiver, porque hay una preocupación de nuestros sectores para que sigamos teniendo programas con el BID, el FMI, y sigamos atrayendo inversiones extranjeras, y si no hay programa con el FMI es difícil seguir atrayendo inversión”, indicó Agueri.

En ese sentido, el Cosep ha planteado la necesidad de una reforma electoral consensuada con los diferentes organismos de observación en Nicaragua y con los partidos políticos.

“Esperamos que el gobierno nos escuche, y que este tipo de respuestas ayuden a que Nicaragua no pierda los waiver”, señaló el presidente del Cosep.
Gobierno confiado
El Presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales, manifestó recientemente en una entrevista exclusiva con EL NUEVO DIARIO, que es difícil trabajar con hipótesis que no están sustentadas, refiriéndose a la probabilidad o no del waiver. “La evidencia ha dicho que las anteriores administraciones estadounidenses han otorgado ese famoso waiver, de manera que estoy seguro de que vamos a enfrentarlo en el 2012 con un resultado que nos permita cumplir con los objetivos de crecer y de generar empleos que es lo más importante”, indicó Rosales.