•   Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |

Los agricultores de la zona del Triángulo Minero, en el Caribe Norte, se encuentran preocupados, ya que 1,500 manzanas de frijol que tienen sembradas, podrían no sacarse, debido a que las intensas lluvias que han caído en la zona desde diciembre, han destruido las vías en Prinzapolka.

Los aguaceros que azotan la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, desde el año pasado, han provocado estragos en la red vial, y dejado incomunicado al municipio de Prinzapolka con el resto del país.
 
Preocupación por cosechas

Manuel Moreno, dirigente campesino de la comarca de Yakalwás, municipio de Rosita, manifestó que los productores de esa zona están preocupados, porque tienen cultivadas 1,500 manzanas de frijoles y temen no poder sacar esa cosecha hacia los centros de acopio, por el mal estado de los caminos.

Moreno señaló que el alcalde de Rosita, Arturo Ibarra, había prometido construir un camino de penetración de 20 kilómetros para beneficiar a los productores de Yakalwás, pero no les cumplió.

Parte de la carretera de macadán que conduce a Alamikamba, cabecera municipal de Prinzapolka, ha quedado bajo el fango, y los viajeros tienen que caminar varios kilómetros para transbordar a otros vehículos.

En conversación con el delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura del Triángulo Minero, Mario Ríos, este dijo que las maquinarias de mantenimiento de las vías ya se encuentran en el territorio, pero las lluvias no permiten avanzar en los trabajos de reparación.


Presupuesto aprobado

Alberto González, delegado del MTI en la RAAN, dijo que ya fueron aprobados 18 millones de córdobas para reparar algunos tramos entre El Guineo y Labú, Ojo de Agua-San Martín y Las Breñas-Rosita, en la vía Mulukukú-Bilwi.

“Hemos avanzado, pero cada vez aparecen más tramos dañados por las fuertes lluvias que azotan al Caribe Norte”, explicó González, quien dijo que serán construidos varios puentes que colapsaron debido a la crecida de los ríos el pasado fin de año.