•  |
  •  |

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, denunció ayer que empresas no identificadas, pero que están vinculadas al partido gobernante, son las únicas que han recibido autorizaciones para exportar frijoles al exterior.

Desde la semana pasada, los productores y exportadores de frijol han denunciado que el gobierno les ha cerrado las fronteras para la venta del grano a los mercados internacionales. El gobierno, por su parte, a través del titular del Magfor, Ariel Bucardo, ha reiterado en varias ocasiones que no hay ninguna restricción, y que están saliendo embarques de frijoles al exterior

Por su parte, el Cosep aduce que no existe ninguna razón para que el gobierno esté deteniendo las exportaciones del grano, ya que hay suficiente producción, unos 5 millones de quintales, de los cuales 2.8 millones se consumen internamente y 2.2 millones se utilizan para la exportación.

“Nosotros hemos estado día a día desde que se originó el problema, esperando una respuesta positiva de parte del gobierno, y lo único que hemos visto es que el frijol sigue saliendo, pero a través de empresas que no son formales, y tenemos información de que son empresas afines al partido de gobierno las que están exportando”, indicó el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, durante un encuentro con periodistas.

Aguerri manifestó que no pueden seguir enviando una señal negativa al exterior, en donde se está poniendo en riesgo la imagen y seriedad de lo que significa establecer un contrato entre una empresa nicaragüense y una del exterior.

“Al sector formal no se le han abierto las fronteras, después no queremos que vengan ministros a decirnos que no hay ningún problema, la realidad es que las fronteras están cerradas y necesitamos que se abran”, manifestó Aguerri.


APEN: preocupados

Enrique Zamora, Presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, (APEN), indicó que preocupa al sector empresarial lo que decía el presidente del Cosep, de que tiene conocimiento que el frijol sigue saliendo, pero no de las empresas establecidas formalmente. “Eso es una preocupación para APEN como asociación de exportadores, esos obstáculos”,  indicó.

Señaló que los principales afectados son los 200 mil productores de frijol rojo, que les están diciendo que por el cierre de las fronteras tienen que vender el frijol más barato, y eso les está perjudicando grandemente.

Zamora expresó que los principales mercados para el frijol nacional siguen siendo Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Costa Rica y México.  

“Al cerrar las fronteras, el mercado interno se ve afectado porque ya se había desarrollado una industria alrededor del frijol para la distribución masiva en Estados Unidos”, señaló el presidente de APEN.


Financieras preocupadas
Alfredo Alaniz, Presidente de la Asociación Nicaragüense de Microfinancieras (Asomif), declaró que están preocupados y monitoreando la situación, porque los productores de frijol son deudores de las instituciones, y si no venden su cosecha --ya sea a lo interno o a lo externo-- corren el riesgo de caer en  mora.

“Efectivamente, cuando se interrumpen los canales de distribución y comercialización, eso afecta a las instituciones financieras, porque el productor tiene un plazo determinado para pagar. Una vez que cosecha el producto, lo comercializa y con eso cancela el crédito. Cuando por alguna razón sus posibilidades de exportar se ven obstaculizadas, no puede liquidar su producción a buen precio, se queda estancada en el mercado nacional y eso afecta”, detalló Alaniz.

Aunque no hay una cifra específica sobre cuántos productores tienen créditos con las microfinancieras afiliadas a Asomif, Alaniz explicó que la cartera de crédito para el sector agricultor es de unos US$32 millones. Esta cartera abarca a unos 15 o 20 mil productores, incluyendo los del frijol.

Alaniz dijo que será hasta mediados de febrero que tendrán un balance real de cuántos productores quedarán morosos, e hizo un llamado a los productores que corren riesgo de caer en mora para que desde ya se acerquen a las microfinancieras, con el fin de obtener un plazo adicional y poder honrar su deuda.

Sin embargo, estimó y formuló votos para que el gobierno resuelva esta situación positivamente en 15 a 20 días.

Félix Miranda, Presidente de la Comisión Nacional del Frijol de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, estimó que un 80% de 7 mil productores que atienden, realizaron préstamos que van desde los C$7 mil hasta C$60 mil, y todos están en riesgo de caer en mora.

Agregó que muchos de estos productores se han acercado a las cooperativas locales para negociar, y que incluso algunos han salido a cortar café en las montañas, y se han ido hasta Costa Rica con el fin de saldar esa deuda.  Con respecto a las financieras, expresó que estas son menos flexibles, y que irremediablemente caerán en mora.

Por su parte, el ministro Bucardo insistió brevemente en que no hay restricciones a las exportaciones de frijoles. “No  tengo la lista de las empresas que han salido, porque como lo he dicho en otras oportunidades, el papel nuestro es el tema sanitario. El que lleva el registro de los exportadores es el Cetrex”, expresó vía telefónica el titular del Magfor, quien además insistió en que no hay “preferencias” para nadie, y que estará chequeando la lista de las empresas que han exportado el frijol.

Ricardo Guerrero y
Adelia Sandoval

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, denunció ayer que empresas no identificadas, pero que están vinculadas al partido gobernante, son las únicas que han recibido autorizaciones para exportar frijoles al exterior.
Desde la semana pasada, los productores y exportadores de frijol han denunciado que el gobierno les ha cerrado las fronteras para la venta del grano a los mercados internacionales. El gobierno, por su parte, a través del titular del Magfor, Ariel Bucardo, ha reiterado en varias ocasiones que no hay ninguna restricción, y que están saliendo embarques de frijoles al exterior
Por su parte, el Cosep aduce que no existe ninguna razón para que el gobierno esté deteniendo las exportaciones del grano, ya que hay suficiente producción, unos 5 millones de quintales, de los cuales 2.8 millones se consumen internamente y 2.2 millones se utilizan para la exportación.
“Nosotros hemos estado día a día desde que se originó el problema, esperando una respuesta positiva de parte del gobierno, y lo único que hemos visto es que el frijol sigue saliendo, pero a través de empresas que no son formales, y tenemos información de que son empresas afines al partido de gobierno las que están exportando”, indicó el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, durante un encuentro con periodistas.






Aguerri manifestó que no pueden seguir enviando una señal negativa al exterior, en donde se está poniendo en riesgo la imagen y seriedad de lo que significa establecer un contrato entre una empresa nicaragüense y una del exterior.
“Al sector formal no se le han abierto las fronteras, después no queremos que vengan ministros a decirnos que no hay ningún problema, la realidad es que las fronteras están cerradas y necesitamos que se abran”, manifestó Aguerri.


APEN: preocupados
Enrique Zamora, Presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, (APEN), indicó que preocupa al sector empresarial lo que decía el presidente del Cosep, de que tiene conocimiento que el frijol sigue saliendo, pero no de las empresas establecidas formalmente. “Eso es una preocupación para APEN como asociación de exportadores, esos obstáculos”,  indicó.
Señaló que los principales afectados son los 200 mil productores de frijol rojo, que les están diciendo que por el cierre de las fronteras tienen que vender el frijol más barato, y eso les está perjudicando grandemente.
Zamora expresó que los principales mercados para el frijol nacional siguen siendo Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Costa Rica y México.  
“Al cerrar las fronteras, el mercado interno se ve afectado porque ya se había desarrollado una industria alrededor del frijol para la distribución masiva en Estados Unidos”, señaló el presidente de APEN.
Financieras preocupadas
Alfredo Alaniz, Presidente de la Asociación Nicaragüense de Microfinancieras (Asomif), declaró que están preocupados y monitoreando la situación, porque los productores de frijol son deudores de las instituciones, y si no venden su cosecha --ya sea a lo interno o a lo externo-- corren el riesgo de caer en  mora.
“Efectivamente, cuando se interrumpen los canales de distribución y comercialización, eso afecta a las instituciones financieras, porque el productor tiene un plazo determinado para pagar. Una vez que cosecha el producto, lo comercializa y con eso cancela el crédito. Cuando por alguna razón sus posibilidades de exportar se ven obstaculizadas, no puede liquidar su producción a buen precio, se queda estancada en el mercado nacional y eso afecta”, detalló Alaniz.
Aunque no hay una cifra específica sobre cuántos productores tienen créditos con las microfinancieras afiliadas a Asomif, Alaniz explicó que la cartera de crédito para el sector agricultor es de unos US$32 millones. Esta cartera abarca a unos 15 o 20 mil productores, incluyendo los del frijol.
Alaniz dijo que será hasta mediados de febrero que tendrán un balance real de cuántos productores quedarán morosos, e hizo un llamado a los productores que corren riesgo de caer en mora para que desde ya se acerquen a las microfinancieras, con el fin de obtener un plazo adicional y poder honrar su deuda. Sin embargo, estimó y formuló votos para que el gobierno resuelva esta situación positivamente en 15 a 20 días.
Félix Miranda, Presidente de la Comisión Nacional del Frijol de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, estimó que un 80% de 7 mil productores que atienden, realizaron préstamos que van desde los C$7 mil hasta C$60 mil, y todos están en riesgo de caer en mora.
Agregó que muchos de estos productores se han acercado a las cooperativas locales para negociar, y que incluso algunos han salido a cortar café en las montañas, y se han ido hasta Costa Rica con el fin de saldar esa deuda.  Con respecto a las financieras, expresó que estas son menos flexibles, y que irremediablemente caerán en mora.
Por su parte, el ministro Bucardo insistió brevemente en que no hay restricciones a las exportaciones de frijoles. “No  tengo la lista de las empresas que han salido, porque como lo he dicho en otras oportunidades, el papel nuestro es el tema sanitario. El que lleva el registro de los exportadores es el Cetrex”, expresó vía telefónica el titular del Magfor, quien además insistió en que no hay “preferencias” para nadie, y que estará chequeando la lista de las empresas que han exportado el frijol.