•  |
  •  |

María Medrano llegó a comprar útiles escolares al Mercado Oriental y confirmó que no están gravados con impuestos. Uno de los cuadernos que facturó valía 20 córdobas y fue la cifra que ella canceló, ni más ni menos.

Y es que la Dirección General de Ingresos, DGI, emitió ayer un comunicado público, recordando a comerciantes y consumidores que los útiles escolares están exentos del pago de impuestos.

“Al aproximarse el inicio del año escolar 2012, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de la Dirección General de Ingresos, DGI, informa al pueblo nicaragüense, que los útiles escolares no pagan ningún impuesto”, precisa el comunicado oficial.

Está exención de impuestos está basado en el artículo 52, en el numeral número 1 de la Ley de Equidad Fiscal, que precisa que no se pagará ningún tipo de arancel por artículos escolares, entre estos, mochilas, estuches de pintura, crayolas, pizarras, plastilina, loncheras, libretas, libretas blocks (con y sin rayas), lápices de grafito, reglas y modelos anatómicos y educativos.

El comunicado de la DGI también hace mención al artículo 68 de la Constitución Política, el cual señala que “la importación de papel, maquinaria y equipo… así como la importación, circulación y venta de libros folletos, revistas, materiales escolares…. estarán exentas de toda clase de impuestos municipales, regionales y fiscales”.


En unos sí, en otros no

Griselda Narváez, comerciante del Mercado Oriental, señaló que no ha tenido problema con sus clientes porque no incrementa los precios.

“Si las empresas suben el precio, nosotros también, de lo contrario no, aquí no se paga nada de impuesto”, detalló.

Mientras tanto, doña Matilde Montes señaló que lo único que sus proveedores le venden con impuesto incluido son los artículos de oficina, pero de ahí todos los útiles escolares se venden a su precio real. “Siempre ha sido así”, aclaró.

Un ciudadano que no quiso identificarse, señaló que el pasado diciembre compró marcadores, mochilas y un estuche geométrico en un establecimiento comercial más formal, y aseguró que allí sí cobran el impuesto por los artículos escolares.