•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El canciller costarricense, Enrique Castillo, se reunió hoy en Tegucigalpa con el presidente hondureño, Porfirio Lobo, para dialogar sobre el conflicto fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua.

Castillo llegó hoy a la capital hondureña como parte de una ofensiva diplomática de San José para exponer a sus vecinos de Centroamérica detalles del conflicto que Costa Rica mantiene con Nicaragua y la Corte Centroamericana de Justicia, por la construcción de una carretera paralela al Río San Juan.

El diplomático costarricense dijo a los periodistas que llegó a Honduras a dialogar con Lobo -quien además ejerce la presidencia pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica)- para que conozca cuál es la posición de Costa Rica en el conflicto con Nicaragua.

Castillo calificó de "arbitraria" la actitud de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), con sede en Managua, y señaló que ese organismo "se está prestando al juego de Nicaragua en el conflicto bilateral" entre las dos naciones.

Añadió que el conflicto "atenta contra el Sistema de la Integración Centroamericana".

"Esperamos que todos los miembros del grupo Sica debatan el tema, que tengan conocimiento de él, lo analicen a profundidad y juntos encontremos una solución para poner término a esta situación que nos provoca la posición indebida de la Corte Centroamericana de Justicia", enfatizó el canciller costarricense.

Dijo, además, que a San José le preocupa que la CCJ quiera imponerse sobre los países que no han aceptado la competencia de ese organismo regional, como es el caso de Costa Rica.

"Eso es una arbitrariedad y es algo que nos debe preocupar a todos", enfatizó Castillo, quien además explicó que el caso que está conociendo la CCJ "no fue planteado por el Gobierno nicaragüense", sino "por organizaciones no gubernamentales de carácter privado que no tienen ninguna representación del Gobierno nicaragüense".

Castillo también indicó ser portador de un saludo de la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, al gobernante hondureño, por el segundo año de su Gobierno, que se cumple mañana.

El conflicto entre Nicaragua y Costa Rica se dio porque los costarricenses construyen en su territorio, pero de forma paralela al río San Juan, de soberanía nicaragüense, una carretera de 120 kilómetros.

Nicaragua alega que el proyecto vial ha causado graves daños ambientales al río, algo que Costa Rica niega.

El caso se ventila en a CCJ y en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, Holanda.

Las tensiones entre ambos países se desataron desde 2010 cuando Costa Rica llevó a Nicaragua ante la CIJ acusándolo de la invasión de una parte de su territorio en el sector Caribe, conocida como isla Calero, que los nicaragüenses consideran bajo su soberanía.

La CIJ ordenó el retiro de cualquier clase de tropas o civiles de ambos países mientras se resuelve el caso, pero San José asegura que Nicaragua continúa violentando esa medida.

Castillo no dijo cuál será la segunda escala de su gira por Centroamérica.