•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El ministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Samuel Santos, rechazó hoy las recientes declaraciones de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, sobre un eventual condicionamiento a la ayuda que recibe el país de los organismos financieros multilaterales.

"El Gobierno de Nicaragua quiere recordar, una vez más, que las pasadas elecciones del 6 de noviembre del 2011", en las que resultó reelegido el presidente Daniel Ortega, "vinieron a ratificar el avance y consolidación del proceso democrático, cuyo fortalecimiento y profundización continuará siendo decidido, sin injerencia alguna, por el pueblo soberano", indicó Santos en un comunicado.

Esta reacción del canciller nicaragüense se produce a raíz de las declaraciones de la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, quien en la víspera anunció que revisarán su ayuda económica a Nicaragua y aplicarán un "agresivo escrutinio" a los préstamos concedidos a este país dentro de organismos multilaterales.

"Seguiremos aplicando un agresivo escrutinio a los créditos para proyectos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Mundial (BM), y nos opondremos a cualquier propuesta de préstamo que no cumpla los altos estándares de estas instituciones o no proporcione suficiente impacto para el desarrollo", dijo Clinton en un comunicado.

Las acciones se deben a las "preocupaciones" de Washington sobre "el proceso en las recientes elecciones" presidenciales, ganadas por Ortega y cuestionadas por observadores internacionales y locales y desconocidas por la oposición.

Según Clinton, "las elecciones marcaron un revés a la democracia en Nicaragua y socavaron la capacidad de los nicaragüenses de exigir responsabilidad a su Gobierno".

Santos aseguró que "en cuanto a nuestras relaciones con el BID y el BM, en los últimos cinco años el Gobierno de Nicaragua ha preparado sus propuestas de proyectos con la más alta calidad técnica, basada en los altos estándares que requieren las instituciones financieras internacionales para acceder a sus recursos financieros".

"Todas las operaciones de financiación contratadas en el período (2007-2012) han sido enfocadas a generar un gran impacto en el desarrollo socioeconómico del país en temas prioritarios como salud, educación, energía, caminos, entre otros", continuó.

Pese a esas diferencias, Santos afirmó que "Nicaragua reitera su disposición de continuar desarrollando" con EU "relaciones en el marco del respeto y colaboración en los distintos temas de interés mutuo".

La no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) advirtió el martes pasado que "la falta de transparencia" de los pasados comicios puede resultar en una reducción adicional en el apoyo externo tradicional.

Alemania recortará de 30 a 15 millones de dólares la cooperación a Nicaragua por el "retroceso grave en el estado democrático", tras esas elecciones presidenciales ganadas por Ortega.

El BID tiene previsto desembolsar 266,8 millones de dólares a Nicaragua en 2012 para apoyar diferentes proyectos, entre ellos de energía y cambio climático.

En tanto el Gobierno sandinista espera que el BM, que otorgó el viernes pasado un préstamo de 25 millones de dólares para mejorar la educación en el país, llegue a dar 50 millones de dólares este año.