•  |
  •  |

El  Hotel Crowne Plaza, que destaca en la ciudad por su diseño piramidal y por ser uno de los edificios más emblemáticos de la capital, fue objeto de un embargo judicial, de acuerdo con un acta de embargo emitida  el 7 de julio de 2011, por la jueza Quinto de Ejecución de Embargos de la capital, Cristhian Olivas Vílchez.

De acuerdo con el documento judicial, el embargo es por una deuda de 2 millones199 mil 177 córdobas con cuatro centavos --US$161 mil 556.66--. Sin embargo, esta cifra se ha multiplicado de acuerdo con los demandantes.


En el acta judicial, se establece que los dueños del Crowne Plaza también deberán cancelar el 2% de intereses mensuales por el atraso en el pago, más costas legales de juicio.

El millonario embargo tiene su origen en una demanda con acción de pago entablada el 22 de agosto del 2001, en el Juzgado Cuarto Distrito Civil de Managua por Roland Elnecavé, propietario de la empresa Tradex Group Corp, con sede en Estados Unidos. Según Roland Elnecavé, la deuda en concepto de capital, más intereses y costas del proceso asciende ahora a 2 millones 280 mil 650 dólares.

La demanda tiene como antesala el incumplimiento a un contrato suscrito el 3 de noviembre de 1999 entre Elnecavé, en representación de Tradex Group Corp, y directivos de Compañía Hotelera de Nicaragua, S.A. conocida como Crowne Plaza.

En el contrato, Tradex Group Corp se comprometió al diseño y construcción de dos proyectos de ingeniería de cocinas industriales para el hotel Crowne Plaza y el Centro de Convenciones del mismo nombre.

Cronología del caso
El 16 de agosto de 2006, el juez Cuarto de Distrito Civil de Managua, Néstor Castillo Vanegas --ahora magistrado del Tribunal de Apelaciones de Juigalpa, Chontales--, dictó una sentencia ordenando a los representantes del Crowne Plaza pagar a Tradex Group Corp.

Para el 11 de marzo de 2008, los magistrados de la Sala Civil Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua confirmaron la sentencia del juez Castillo, declarando sin lugar el recurso de apelación presentado por los abogados del hotel.

Luego, el 21 de octubre de 2010, mediante la sentencia 164, la Corte Suprema de Justicia, CSJ, declaró caduco el recurso de casación promovido por los representantes de ese hotel. La CSJ decretó la caducidad del recurso de casación, porque el abogado del Crowne Plaza “mantuvo sin gestión el recurso por más de cuatro meses que establece la ley para declararlo abandonado”.  El 12 de mayo de 2011, el juez Néstor Castillo emitió el mandamiento ordenado a la parte demandada pagar al ser requerida o embargada. El embargo se ejecutó el 7 de julio del mismo año.

El pasado 14 de octubre de 2011, la parte demandante solicitó por primera vez a la jueza Cuarto Distrito Civil de la capital, Silvia Elena Chica, el nombramiento del perito valuador. Este jueves, los abogados de Tradex Group Corp solicitaron por segunda vez el nombramiento del perito señalado, ya que la falta de repuesta a su petición le impide a esa empresa solicitar la ejecución de la subasta del bien embargado --Hotel Crowne Plaza--  para hacer efectivo el cobro correspondiente. Entre el 15 de julio y el 28 de noviembre de 2011, Roland Elnecavé y los representantes del Crowne Plaza cruzaron cartas en procura de un arreglo extrajudicial, pero al final no logaron conciliar posiciones.

Ejecutivos del Crowne Plaza no se pronuncian
EL NUEVO DIARIO buscó ayer en dos ocasiones la versión de los dueños del Crowne Plaza, pero en ninguna de ellas hubo repuesta positiva.

La primera vez, Débora Zepeda, asistente del gerente general del Crowne Plaza, Leandro Berto, remitió al equipo periodístico de EL NUEVO DIARIO donde el señor Allan Salazar.

En la segunda ocasión, Salazar remitió a los reporteros de EL NUEVO DIARIO donde la  gerente de Contabilidad,  Francis Torres, quien dijo no saber nada del caso.