•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) participan en la formación de 500 nuevas enfermeras y parteras para intentar reducir la mortalidad infantil y materna durante los partos en Centroamérica.

Según explicó hoy la FUDEN en un comunicado, tres enfermeras españolas se han desplazado a países centroamericanos en los últimos meses para ayudar en la preparación y formación de medio millar de enfermeras, auxiliares de enfermería y parteras tradicionales de esa región.

El objetivo del convenio suscrito por ambos organismos es reducir la morbi-mortalidad materna e infantil en Nicaragua, El Salvador y Guatemala, indicaron.

La formación, en la que están colaborando los ministerios de salud y las direcciones de enfermería de esos países, abarca temas relacionados con los cuidados maternos y neonatales, la planificación familiar y la salud sexual.

"Se trata de acercar los recursos a la población y de crear una red, un equipo especializado, que cuente con su promotor y con su enfermera formada en obstetricia para aumentar el número de mujeres que reciben atención profesional durante el embarazo", explica Leticia Pico, matrona encargada de la formación en El Salvador.

Sonia López, la sanitaria responsable de la formación en Nicaragua, asegura que "se forma a las enfermeras locales con el fin de que ellas repliquen posteriormente la formación con un efecto cascada. Ellas luego van a formar a su vez a otras y éstas a otras y con esto conseguimos capacitar al resto de las enfermeras de estas zonas".

La mejora del conocimiento de las enfermeras ya está dando los primeros resultados, destaca Mercedes Martín, la matrona española que ha formado a las enfermeras de Guatemala, en aspectos como la detección de las complicaciones del parto.