•  |
  •  |

La Presidencia de la República no remitió ayer a la Asamblea Nacional el Decreto para eliminar o reducir los impuestos al arroz y a las bebidas de sabores elaboradas a base de leche, tal como lo anunció el presidente Daniel Ortega Saavedra la noche del jueves recién pasado, durante un acto oficial de entrega de buses. Sin embargo, aunque se desconoce el texto en lo particular, el mismo ya ha generado algunas reacciones en los diputados de las diferentes bancadas políticas.

Edwin Castro, jefe de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, declaró que exonerar de impuestos a estos alimentos y a ciertas industrias, “inevitablemente” afectará el Presupuesto de la República, porque “se desgravarán las bebidas a base de leche y se regulará el impuesto al arroz”, por tanto, consideró que “la movida a las arcas pública tiene que ser compensada por otro lado”.

El diputado aseguró que de ser aprobada esa reforma, creará “un impacto económico que amenaza con tambalear la economía de los nicaragüenses”, pero que se “podrá cubrir” aunque no especificó de dónde saldrán esos recursos, ni cómo se hará al respecto. No obstante, cabe indicar que en años anteriores más bien se han registrado sobre-recaudaciones fiscales.

“Vamos a ir viendo, por eso es la reingeniería que tenemos que hacer, pero no podemos estar al margen”, respondió, y puso como ejemplo el subsidio al transporte y a la energía, que el gobierno implementa como medida para no golpear drásticamente el bolsillo de la ciudadanía. “Ese es el tipo de apoyo (a la población)… aunque hay algunos economistas a los que no les gusta el subsidio”, criticó.

Castro, sin embargo, no está en desacuerdo con la iniciativa, y repitió el discurso oficial de someter el documento a consenso entre todos los sectores. “No puede ser únicamente una discusión de economistas, ni una discusión de especialistas en el tema”, advirtió.


Una reforma más profunda

Por su parte, Wilfredo Navarro, Tercer Vicepresidente de la AN y diputado por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, calificó de “parche” esa propuesta de reforma a la Ley Fiscal, que “viene a paliar las necesidades de los nicaragüenses, a la que ningún diputado se puede oponer”, e instó al gobierno a realizar una reforma tributaria más amplia.

“Nadie se puede oponer a algo que va a beneficiar a la gran mayoría”, expresó el diputado, a la vez que detalló que es necesario ampliar la reforma que en estos momentos contempla la exoneración de impuestos a los lácteos.

“Aquí tiene que haber algo más amplio que proteger a los nicaragüense del disparo de los productos de primera necesidad, pero, definitivamente, es un alivio, porque la amenaza del incremento de la leche es una amenaza”, indicó.

La propuesta de reforma a la Ley de Equidad Fiscal debió haber sido enviada ayer a la Primera Secretaria de la Asamblea Nacional, sin embargo, no ocurrió, y se dijo en los corredores del edificio que sería hasta este lunes que harían su presentación.