•  |
  •  |

El anuncio oficial se divulgó ayer, y hoy ya generaba controversia en diversos sectores consultados. Para unos, el ferrocarril es casi una panacea por sus atributos y ventajas, mientras para otros, es una opción poco viable.

Gilberto Alcocer, Presidente de Conimipyme, es uno de los convencidos de las virtudes del ferrocarril. Según sus estimaciones, la rehabilitación de la línea del ferrocarril que uniría tres ciudades, Granada, Masaya y Managua, traería consigo una  reducción del 50% del costo de transportación, y, con ello, las pequeñas empresas serían más competitivas.

“Tendría un gran impacto para las pymes, ya que aumentaría el comercio en un 25%. Actualmente pagamos C$2,000 por tonelada, con el ferrocarril pagaríamos la mitad, y eso generaría crecimiento en el sector”, opinó Alcocer. En su opinión, los sectores más beneficiados serían granos básicos, hortalizas, agropecuario, lácteo, cuero y calzado, alimentos procesados y artesanías.

En los años 90, durante la Administración de doña Violeta Barrios de Chamorro, la empresa del ferrocarril fue clausurada por supuesta falta de rentabilidad, y la infraestructura vendida como chatarra. EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse con Antonio Lacayo, entonces Ministro de la Presidencia, sin embargo, luego de insistentes llamadas, se negó a opinar. Dijo textualmente: “Cuando sea un mejor tema, te atiendo”. A la vez que indicó que el tema no ameritaba abordarlo por ser simplemente declaraciones.

Cabe señalar que el anuncio sobre el interés de Rusia en desarrollar proyectos ferroviarios en Nicaragua, provino de las agencias internacionales de noticias. Asimismo, por parte de Rosario Murillo, Secretaria del Consejo de Comunicación y de Ciudadanía.


Transportistas de carga ven desventajas

Usar nuevamente el ferrocarril tiene sus pros y sus contras, según estima el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri. Entre los grandes beneficios enumeró la reducción de costos de la transportación, que mejoraría a su vez el comercio. Sin embargo, indicó también que afectaría a los transportistas de carga de mercancías.

Mientras los transportistas de carga pesada no ven factible el proyecto, ya que “no serviría para distancias cortas, excepto para el turismo, debido que tardaría mucho tiempo… Yo no creo que resulte más barato ni más caro, pero veo que hasta se dañaría gran parte de mercancía”, argumentó José Francisco Guerra, Vicepresidente del Consejo Centroamericano de Transporte, Concetrans.

Turismo lo ve con buenos ojos
Según Ramón Macías, Presidente de Cantur, los beneficios serían mayores para los turistas nacionales, ya que bajarían los costos de traslado y atraería a los extranjeros. Recordó que en los años 80, cuando existía este tipo de transporte, se podía viajar y observar la belleza de la naturaleza en Nicaragua y que eso sería un punto sobresaliente para el turismo.

“Lo principal es que se uniría el Caribe con el Pacífico, y se lograría una reintegración de esa zona. Sería más rentable trasladarse por ferrocarril que por vía aérea”, destacó Lucy Valenti,  dirigente del sector Turismo.


Generaría más empleo en sector construcción

Por su parte, el presidente de la Cámara de Construcción, Mario Zelaya, supone que la mayor factibilidad del proyecto radica en pasajeros y turismo, “para que los turistas aprecien el paisaje hacia Granada, Masaya y Managua”, comentó.

Según Zelaya, también tendría gran incidencia la misma construcción, ya que tendría que rehabilitarse toda la infraestructura, que incluye estaciones de tren y toda la línea ferroviaria. “Ayudaría también a descongestionar la carretera que va hacia Masaya, que por la mañana es intransitable”, señaló.

Wilmer Fernández, presidente del Canislac, dijo que cualquier proyecto que impulse el desarrollo del país es factible para los integrantes de la Cámara. ”No obstante, tendríamos que ver las rutas por las que pasaría el ferrocarril, porque por Granada, Masaya y Managua hay poco acopio de leche, el beneficio sería mínimo para la leche”, recalcó.