•  |
  •  |

Fermín Acuña ha manejado su taxi por más de 20 años, pero hoy está pensando en guardar su carro en el garaje para dedicarse a ser vendedor ambulante. Fermín ya no soporta el aumento en los precios de la gasolina.

Esta es la quinta semana consecutiva en que se anuncia un incremento en los precios de la gasolina.  En esta ocasión los incrementos fueron de 60 y 74 centavos por galón y la  preocupación ya se está empezando a sentir en todos los sectores.
Jorge Vega Gutiérrez, un citólogo (biólogo celular) de 43 años, ya ha comenzado a tomar ciertas medidas, como restringir las visitas familiares y hacer las compras de todo el mes en un solo viaje.

“Yo pienso que esto no puede continuar así, porque si ahora estamos medio comiendo, con estos aumentos en los precios de los combustibles se encarecerá el costo de la canasta básica y se disparará la especulación”, señaló Vega.  Agregó que a pesar de recibir un petróleo a precio preferencial de parte de Venezuela, “aún consumimos la gasolina más cara de Centroamérica”.

Domingo González Vega trabaja como mensajero en su vieja motocicleta, y esta situación ya ha comenzado a afectarle.

“Estoy perdiendo clientes porque por los mismos 500 córdobas diarios ya no puedo hacer todos los mandados. Y eso me perjudica. Yo pienso que el gobierno debería tomar medidas y si va a subsidiar, que sea a todo el mundo. Lo que es bueno para el ganso es bueno para la gansa”, señaló Vega.

Vega hace alusión al subsidio que beneficia a los sectores transporte colectivo y selectivo. En el caso de los buses, estos reciben 150 millones de córdobas al año vía presupuesto y una tarifa congelada de 40 córdobas con 50 centavos por cada galón de diesel que compren en las gasolineras. En el caso de los taxis, gozan de un descuento de 8.5 córdobas por cada galón de gasolina.

José Rugama, un taxista de 42 años, se muestra angustiado, ya que no sabe cómo hacer frente a estas alzas continuas.

“Es cierto que tenemos un subsidio, pero es insuficiente. Y el problema es que no podemos seguir aumentando el precio del pasaje, porque estamos perdiendo toda nuestra clientela. Muchos están haciendo medio viaje”, se queja Rugama.

Pero tampoco el gremio de los buseros parece satisfecho ante esta situación. Tal es el caso de Israel Tinoco, quien lleva más de 20 años como conductor de una unidad de transporte colectivo, y ya no soporta los aumentos.
“El gobierno prometió durante la campaña que bajaría el precio de los combustibles, pero hasta ahora no hemos visto ninguna mejoría, más bien todo está más caro”, insistió Tinoco.

Por su parte, el conductor particular Juan Manuel Miranda, de 51 años, aseguró que los viajes de recreación han finalizado para él y su familia, ya que se deben priorizar las compras de víveres y alimentos.

Indec protesta
Marvin Pomares, Director Ejecutivo del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec, se mostró preocupado ante la posible especulación de precios que va a desatar esta situación y anunció la organización de protestas.

“Si el aumento se mantiene una semana más, vamos a hacer un plantón en la Asamblea Nacional para que los diputados aprueban un ente regulador que ajuste el precio de los combustibles según los parámetros internacionales”, señaló Pomares.

Añadió que ya solicitaron reuniones con varios ministros para analizar esta “dramática situación”, ya que es imposible que aunque el precio internacional del crudo baje, el combustible en Nicaragua continúe en alza.