•   Managua / Acan-Efe  |
  •  |
  •  |

Nicaragua informó que ha enviado a 3,600 jóvenes al Río San Juan, de soberanía nicaragüense, a realizar labores ambientalistas, en medio de una disputa con Costa Rica, que considera que con esa acción se violenta una resolución de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Ambos países, además, están enfrentados por la construcción de una carretera al margen sur del Río San Juan, en territorio costarricense, lo que, según Nicaragua, provoca daños ambientales.

El Gobierno nicaragüense emitió un comunicado en el que cita a Bosco Castillo, coordinador nacional de la Juventud Sandinista, organización del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, dirigido por el presidente Daniel Ortega, refiriéndose a las 3,600 personas que han viajado en distintos momentos al caudal fronterizo.

“Para nosotros es satisfactorio decirle que más de 3,600 jóvenes ya han logrado ir a las riberas del Río San Juan por el rescate de ese patrimonio natural y nacional de todos los nicaragüenses”, dijo Castillo a Ortega durante el V Congreso de la Juventud Sandinista, celebrado la noche del viernes en Managua.

El anuncio se da en medio de tensiones entre Managua y San José por la construcción de una carretera costarricense de 160 kilómetros paralela al Río San Juan en el tramo que sirve de frontera común.

Nicaragua exige a Costa Rica suspender las obras viales al argumentar que esa carretera representa un “crimen contra la naturaleza”, lo que es rechazado por San José.

La Corte Centroamericana de Justicia, (CCJ) con sede en Managua, ordenó a Costa Rica aplazar la construcción de la carretera, pero el Gobierno de Laura Chinchilla desconoció las atribuciones del tribunal regional.

Por su parte, el canciller costarricense, Enrique Castillo, emprendió esta semana una ofensiva diplomática por Centroamérica contra la decisión de la Corte Centroamericana.

Por la construcción de la carretera, Nicaragua también demandó en diciembre pasado a Costa Rica ante la CIJ, que ya dirimía un conflictoentre ambas naciones.

Los dos países mantienen una disputa desde octubre de 2010, cuando Costa Rica acusó a Nicaragua de invadir con militares y civiles y causar daños ambientales en un humedal fronterizo en el Caribe, en un territorio que ambos países reclaman como propio.

En marzo pasado, la CIJ ordenó a los dos países abstenerse de enviar personal de seguridad, militar o civil a la zona en disputa.