•  |
  •  |

Como reacción a la medida de Estados Unidos, EU, de revisar la política de ayuda a Nicaragua por las irregularidades denunciadas en las elecciones pasadas, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, dijo ayer que “el pueblo no tiene ninguna culpa de lo que han hecho las instituciones”.

Monseñor Brenes dejó entrever que esta acción de EU es consecuencia de quienes “llevaron adelante las elecciones”, e insistió en que “el pueblo no tiene culpa, porque lo único que quiere la gente es trabajar en armonía, progreso y desarrollo”.

El alto jerarca de la Iglesia Católica también insistió en que se debe cambiar a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, por personas “honestas, idóneas, que hagan a un lado sus creencias partidistas y que puedan trabajar por el bien común”.

Monseñor Brenes ofreció estas declaraciones en la procesión de Cristo Rey, en Masaya, que hizo un recorrido desde la iglesia San Jerónimo hasta la iglesia La Asunción.En el parque central se concentró una multitud de creyentes para participar en una misa campal, la que no se dispersó pese a una llovizna que cayó por la tarde.