•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, dirigió la primera reunión de la Comisión Interinstitucional del sistema de justicia, con el fin de definir la estrategia para preparar el proceso de aplicación de la Ley Integral Contra la Violencia Hacia la Mujer, según una nota de prensa colocada en el sitio web de la institución judicial.

El encuentro se efectuó el viernes pasado en el salón plenario del supremo tribunal y a él asistieron la Fiscal General Adjunta del Ministerio Público doctora Ana Julia Guido, la Directora General de las Comisarías de la Mujer Comisionada General Mercedes Ampié, la Procuradora de los Derechos Humanos de la Mujer Débora Grandisson, el director del Instituto de Medicina Legal, doctor Zacarías Duarte, y la Secretaria Técnica de Género del Poder Judicial doctora Angela Rosa Acevedo, entre otros.

“Nos reunimos con gran satisfacción, para afinar todos los pasos a seguir para la aplicación de la ley, que entra en vigencia dentro de cuatro meses, siendo uno de los primeros pasos, la elaboración de la Política de Prevención y Aplicación que la ley establece”, aseguró la magistrada.

Ramos recordó que el proyecto de ley fue elaborado por una comisión interinstitucional en la que participaron diversos organismos. La ley aprobada por la Asamblea Nacional oficializa la conformación de dicha comisión, adicionando a ella al Ministerio de Educación, el Ministerio de Salud, el Ministerio del Trabajo y la Comisión de la Mujer Niñez y Familia del parlamento.

“Aunque en este momento no podemos decir todavía cuántos juzgados podemos abrir, vamos a comenzar de inmediato el concurso de oposición para escoger a los jueces y juezas, de acuerdo con los procedimientos que establece la Ley de Carrera Judicial”, dijo Ramos.

La presidenta del Poder Judicial expresó que es de gran importancia que los jueces sean seleccionados por méritos, reiterando que quienes sean puestos a cargo de los juzgados especializados para los casos de violencia contra la mujer, deberán ser personas con vocación para el cargo y preferiblemente con especialidades en temas de género.