•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El fiscal electoral de Nicaragua, Armando Juárez, informó hoy de que rechazaron una denuncia de fraude interpuesta por un grupo de abogados locales contra los comicios de noviembre pasado, en los que el presidente del país, Daniel Ortega,
logró una polémica reelección.

La causa "está desestimada, rechazada de manera categórica",declaró el fiscal electoral al Canal 12 de la televisión local.
      
El funcionario explicó que la denuncia, introducida en enero pasado ante la Fiscalía Electoral por el opositor Grupo de AbogadosDemocráticos, es "abstracta" y contiene "tipos penales inexistentes", porque el "fraude no existe en nuestro Código Penal".
       
"Es hasta cierto punto irresponsable querer venir a poner una denuncia donde no existe ningún asidero técnico jurídico del cual se pueda cuestionar los resultados electorales", añadió.

Lulio Marenco, uno de los miembros del Grupo de Abogados Democráticos, declaró a Acan-Efe que la decisión del fiscal electoral es "política, no jurídica".

Explicó que en la denuncia exigen al Consejo Supremo Electoral (CSE) divulgar los resultados de cada una de las 12.985 juntas receptoras de votos para, según dijo, confirmar que en los comicios pasados miles de personas ejercieron doble voto.
       
Ortega, quien el pasado 10 de enero inició un nuevo mandato de cinco años, el tercero de su carrera política y segundo consecutivo, ganó los comicios del último noviembre con el 62,46 % de los votos, según los resultados oficiales.

Sin embargo, la oposición y organismos locales de observación denunciaron un fraude y desconocieron el informe de la autoridad electoral.

En tanto, para el fiscal Juárez los resultados oficiales son "contundentes" y están en "plena vigencia", porque Ortega ya inició su nuevo mandato, los magistrados electorales ejercen sus cargos y el Estado de Nicaragua "sigue funcionando de manera habitual y constante".

Las denuncias de fraude provocaron que Alemania recortará su cooperación a Nicaragua, mientras que Estados Unidos anunció que revisará su ayuda económica y aplicará un "agresivo escrutinio" a los préstamos concedidos a este país centroamericano dentro de los organismos multilaterales.

Austria, por su parte, informó de que a partir de 2013 cerrará su oficina de cooperación para Centroamérica, con sede en Nicaragua,debido a "limitaciones y restricciones presupuestarias" y no por la "situación política" en la región.