•  |
  •  |

Los países de la región centroamericana acordaron elaborar un programa de trabajo e inversiones, que permitan elevar los niveles de cobertura en materia de tratamiento de aguas residuales, y disminuir así los índices de contaminación de los recursos hídricos, un tema en el que Nicaragua despunta positivamente.

Los representantes de cada país ante al Sistema de Integración
Centroamericana, SICA, determinaron ayer en la culminación de un taller regional, que es urgente que cada país invierta más en sistemas de tratamiento de aguas negras y grises, elevando así los índices de cobertura en la zona, que se mantienen por debajo del 20%.  Además, acordaron elaborar una agenda de trabajo que busca impulsar proyectos de saneamiento y el financiamiento de los mismos.

Nicolás Cotto, Presidente del Foro Centroamericano y República Dominicana de Agua y Saneamiento, manifestó que a nivel regional el índice de cobertura referido al buen manejo de aguas residuales, apenas es de un 15%, situación que calificó como preocupante, por lo que señaló que los gobiernos deberán enfocar sus esfuerzos para mejorar esta situación en los próximos años.

Nicaragua con mejor cobertura en la región
Cotto destacó que el país con mejor índice de cobertura en manejo de las aguas residuales es Nicaragua, que sobresale con el 49%, superando a los demás países y a la región misma, gracias a las inversiones que se han hecho y a la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de la capital, única en la región.

“La planta de Managua, con tecnología desarrollada y moderna, está dando resultados muy buenos, ya que ningún otro país de Centroamérica tiene otra similar. Nicaragua no solo está a la vanguardia por esta misma planta, sino también porque ha desarrollado todo un proceso de saneamiento de aguas residuales que abarcan no solo la ciudad. También tienen plantas de tratamiento en otras ciudades importantes del país que en la región no se ve”, dijo Cotto.

“Si hacemos un promedio en cobertura con plantas de tratamiento en la región, no tenemos ni el 15% de cobertura, todas las descargas se hacen sin tratamiento a los cuerpos hídricos receptores”, afirmó.

Cotto indicó que el plan de trabajo que se elaborará será para realizar planteamientos claros y concretos, que conlleve a planificar proyectos para realizar un mejor manejo de las aguas residuales en la región. “No  se puede seguir contaminando los cuerpos hídricos, porque sucederá como en El Salvador, que pasa por momentos de estrés hídrico por la disponibilidad de agua, y aún así apenas tiene un 5% por ciento en cobertura para tratamiento de aguas residuales”, agregó.

Martín Brenes Solórzano, director de área de Calidad Ambiental de la estatal Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, explicó que Nicaragua ha ampliado los índices de cobertura, pasando de un 20 a un 49% en los últimos años. Señaló que actualmente hay una prioridad para impulsar proyectos de saneamiento que son inversiones más caras.

“Somos los que mayor cobertura tenemos en materia de saneamiento de aguas residuales. Las ciudades más importantes del país tienen sus plantas de tratamiento de aguas residuales, y en la zona rural el manejo es bastante bueno y se hace también un uso artesanal para riego, usando el agua que sale de las plantas”, destacó.