•  |
  •  |

Según la prestigiada organización Transparencia Internacional, Finlandia es el segundo país con más alto ranking en transparencia, por tanto, que esta nación europea señale que retira su cooperación de Nicaragua por su supuesta “falta de transparencia y corrupción”, representa un golpe político para el gobierno, ya que podría provocar una reevaluación a otros países sobre la ayuda al país, coincidieron en señalar representantes de organizaciones de derechos humanos y de otras organizaciones no gubernamentales.

La doctora Vilma Núñez, Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, especificó que de oficializarse el retiro de la cooperación bilateral de Finlandia, denotaría un grave deterioro de la imagen de Nicaragua, pues las críticas a la corrupción provienen de uno de los países más probos del planeta.

“Un golpe serio por el comportamiento de este gobierno. No se puede ocultar su falta de transparencia”, destacó la doctora Núñez, mencionando lo evidente de cómo los allegados de la familia presidencial se involucran en negocios donde no se conoce el límite entre los fondos del gobierno y las transacciones particulares.

Denis Darce, Director de Proyectos y Capacitación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, remarcó que el impacto del retiro de la cooperación bilateral de Finlandia podría reflejarse también en la posición de otros países cooperantes y en una reevaluación de su cooperación.

Indicó que quienes más pierden por el retiro de los fondos son la población y las ONG que trabajan temas sociales, que en alguna medida suplen la ausencia del Estado en algunas áreas de su competencia. Generalmente, se trata de un Estado que no brinda alternativas luego que la cooperación se retira.

En este caso, la ayuda de Finlandia es de su agencia a programas de gobierno, y a parte hay ayuda directa para algunas organizaciones sin fines de lucro, pero la tendencia de esta es a la baja. En actualidad, de 120 proyectos que diferentes ONG presentan a los cooperantes, difícilmente 27 pueden ser beneficiados.

Afecta la labor social de ONG
Irvin Dávila, de la Comisión de Gobernabilidad de la Coordinadora Civil, criticó al asesor gubernamental, Bayardo Arce, por sus amenazas a la cooperación, con lo que dejó al descubierto y confirmó los señalamientos del gobierno de Finlandia, al ser explícito en decir que el gobierno del presidente Daniel Ortega no está dispuesto a firmar ningún programa de cooperación que respalde con fondos a ONG que los critiquen y consideren de oposición.

El cierre de la cooperación danesa se debió al rechazo del gobierno a que se entregaran fondos a organizaciones que impulsaban programas de gobernabilidad y la observación electoral, esto, sin importar que las municipalidades también dejaran de percibir ingresos para proyectos sociales y carreteras. “Demuestra la falta de tolerancia y una forma de acallar las críticas al gobierno”, dijo Dávila, quien también expresó que el bloqueo afecta a la Coordinadora Civil, pero esto no significa que dejarán de incidir en la promoción de la democracia y la defensa de los derechos políticos y ciudadanos constitucionalmente establecidos.

Impacta sobre iniciativas de capacitación
María Elena Domínguez, perteneciente a la comisión coordinadora de la Red de Mujeres contra la Violencia, destacó que en general la salida de la cooperación internacional en los últimos años ha debilitado a las organizaciones de la Red, pues muchos de esos fondos eran destinados a campañas educativas y de concienciación.

“La colaboración de un país no es para el gobierno, sino para la población. Sin embargo, la cooperación internacional está en su derecho a llevar sus fondos a otros países que cumplan sus expectativas y donde sean bien recibidos”, expresó, señalando que la cooperación de Finlandia apuntaba mucho a combatir la falta de transparencia, instar a la gobernabilidad y la participación ciudadana, pero también a áreas sociales.

Luis Aragón, Gerente del Área de Transparencia del organismo Ética y Transparencia, dijo que hasta el momento no hay una confirmación oficial sobre la suspensión de la cooperación bilateral de Finlandia a Nicaragua, y no quisieran conjeturar sobre esto, sin embargo, de confirmarse, valoró que sería lastimoso para nuestro país, pues afectaría varios programas de gobierno y el trabajo que venían realizando en aspectos sociales. “Directamente tenemos un proyecto con ellos, pero cierra en diciembre de este año”, expresó Aragón.

El promedio de ayuda de Finlandia en los últimos años se estima en US$15 millones anuales en programas de salud, educación y agropecuarios.

En los últimos cuatro años, Holanda, Noruega, Reino Unido, Dinamarca, Suecia, Austria, Finlandia, Estados Unidos, y el Grupo de Apoyo Presupuestario han suspendido desembolsos a Nicaragua, mientras Alemania redujo el monto de su ayuda.

Zoilamérica: Gobiernos nórdicos honran sus compromisos financieros
Zoilamérica Narváez, Directora del Centro de Estudios Internacionales, CEI, comentó que su organismo no gubernamental no recibe fondos de la cooperación finlandesa, sin embargo, aprovechó para indicar cuál ha sido la experiencia con la cooperación noruega, que se retiró el año pasado. Su respuesta llegó vía correo electrónico.

“En el caso de la Embajada de Noruega, los motivos de la reducción de su cooperación y de su retiro de Nicaragua, se debió a un giro en las prioridades de la agenda de cooperación de este país. Si bien, se dieron especulaciones en relación a la existencia de factores vinculados a la realidad política nicaragüense, esto nunca fue mencionado como el motivo oficial del retiro de la cooperación noruega a nuestro país. Debe respetarse la versión oficial de los países donantes.

Los Gobiernos Nórdicos siempre han actuado con suma responsabilidad cuando toman decisiones relacionadas con la cooperación con nuestros países. En este sentido, cuando existen convenios de cooperación ya firmados y establecidos, ellos honran sus compromisos financieros, sean con programas gubernamentales como no gubernamentales.


En este sentido, la reducción de la cooperación siempre tiene un proceso paulatino, que ellos llaman “estrategias de salida”, la cual nos ayuda a los beneficiarios de esta cooperación a sustituir, a renegociar o a saldar el vacío de fondos que se origina ante la finalización de la cooperación anterior.

Cada Gobierno es soberano de redirigir sus fondos de cooperación hacia las prioridades que su política exterior determina. Debemos ser agradecidos con lo que hasta hoy hemos recibido. Es claro que Nicaragua es un país que requiere de esta ayuda, y que todo retiro genera ajustes fundamentales en el desarrollo de nuestros programas, pero también es fundamental siempre estar preparados para cambios en la cooperación. Ninguna Agencia Internacional sostiene su apoyo indefinidamente. Finlandia tiene ya más treinta años apoyando Nicaragua en grandes dimensiones. Debemos ajustarnos a estas nuevas realidades acordes con los cambios de la economía internacional que también afecta a los países donantes”.

“Un golpe serio por el comportamiento de este gobierno. No se puede ocultar su falta de transparencia”, destacó la doctora Núñez, mencionando lo evidente de cómo los allegados de la familia presidencial se involucran en negocios donde no se conoce el límite entre los fondos del gobierno y las transacciones particulares.
Denis Darce, Director de Proyectos y Capacitación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, remarcó que el impacto del retiro de la cooperación bilateral de Finlandia podría reflejarse también en la posición de otros países cooperantes y en una reevaluación de su cooperación.
Indicó que quienes más pierden por el retiro de los fondos son la población y las ONG que trabajan temas sociales, que en alguna medida suplen la ausencia del Estado en algunas áreas de su competencia. Generalmente, se trata de un Estado que no brinda alternativas luego que la cooperación se retira.
En este caso, la ayuda de Finlandia es de su agencia a programas de gobierno, y a parte hay ayuda directa para algunas organizaciones sin fines de lucro, pero la tendencia de esta es a la baja. En actualidad, de 120 proyectos que diferentes ONG presentan a los cooperantes, difícilmente 27 pueden ser beneficiados.

Afecta la labor social de ONG
Irvin Dávila, de la Comisión de Gobernabilidad de la Coordinadora Civil, criticó al asesor gubernamental, Bayardo Arce, por sus amenazas a la cooperación, con lo que dejó al descubierto y confirmó los señalamientos del gobierno de Finlandia, al ser explícito en decir que el gobierno del presidente Daniel Ortega no está dispuesto a firmar ningún programa de cooperación que respalde con fondos a ONG que los critiquen y consideren de oposición.
El cierre de la cooperación danesa se debió al rechazo del gobierno a que se entregaran fondos a organizaciones que impulsaban programas de gobernabilidad y la observación electoral, esto, sin importar que las municipalidades también dejaran de percibir ingresos para proyectos sociales y carreteras. “Demuestra la falta de tolerancia y una forma de acallar las críticas al gobierno”, dijo Dávila, quien también expresó que el bloqueo afecta a la Coordinadora Civil, pero esto no significa que dejarán de incidir en la promoción de la democracia y la defensa de los derechos políticos y ciudadanos constitucionalmente establecidos.

Impacta sobre iniciativas de capacitación
María Elena Domínguez, perteneciente a la comisión coordinadora de la Red de Mujeres contra la Violencia, destacó que en general la salida de la cooperación internacional en los últimos años ha debilitado a las organizaciones de la Red, pues muchos de esos fondos eran destinados a campañas educativas y de concienciación.
“La colaboración de un país no es para el gobierno, sino para la población. Sin embargo, la cooperación internacional está en su derecho a llevar sus fondos a otros países que cumplan sus expectativas y donde sean bien recibidos”, expresó, señalando que la cooperación de Finlandia apuntaba mucho a combatir la falta de transparencia, instar a la gobernabilidad y la participación ciudadana, pero también a áreas sociales.
Luis Aragón, Gerente del Área de Transparencia del organismo Ética y Transparencia, dijo que hasta el momento no hay una confirmación oficial sobre la suspensión de la cooperación bilateral de Finlandia a Nicaragua, y no quisieran conjeturar sobre esto, sin embargo, de confirmarse, valoró que sería lastimoso para nuestro país, pues afectaría varios programas de gobierno y el trabajo que venían realizando en aspectos sociales. “Directamente tenemos un proyecto con ellos, pero cierra en diciembre de este año”, expresó Aragón.
El promedio de ayuda de Finlandia en los últimos años se estima en US$15 millones anuales en programas de salud, educación y
agropecuarios.
En los últimos cuatro años, Holanda, Noruega, Reino Unido, Dinamarca, Suecia, Austria, Finlandia, Estados Unidos, y el Grupo de Apoyo Presupuestario han suspendido desembolsos a Nicaragua, mientras Alemania redujo el monto de su ayuda.