•  |
  •  |

En las industrias de Agronegocios, Cuero y Calzado, Manufactura y Turismo, se ofrecen actualmente 12,072 cargos para contratarse de inmediato, sin embargo, la falta de mano de obra calificada, la baja disponibilidad de técnicos con competencias deseables y alta rotación, son factores que impiden llenar esas plazas, revela un estudio sobre “Demanda de Perfiles de Trabajo”, que presentó ayer el programa Empresas y Empleo, y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Para las empresas vinculadas a estos cuatro sectores, la oferta que egresa de los centro técnicos de formación resulta insuficiente, pues son pocas las personas que egresan de las actuales escuelas técnicas vocacionales, lo que hace que la misma no sea coincidente con las necesidades de los empleadores.

El estudio, que cuenta con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid, señala que en la actualidad hay pocos egresados calificados. Por esa razón, técnicos mecánicos-industriales que egresan del La Salle-León e Intecna-Granada, son altamente valorados por quienes los emplean, así que el problema radica en que egresan muy pocos.

En el sector de Agronegocios, a lo inmediato, corto y mediano plazos, se necesitan llenar 3,324 cargos. En Cuero y Calzado, la industria ofrece 2,365 plazas.

En su investigación, Empresas y Empleos determinó que el sector Manufactura requiere ocupar 504 cargos, mientras que Turismo podría ubicarse en un primer lugar con 5,879.

En los cuatro sectores existen, según datos del estudio, 142 centros que ofrecen 65 programas de Escuela Técnica Vocacional y Formación profesional. La más desarrollada es Manufactura Ligera y Turismo (entre 43 y 49%); solo un 8% se orienta a Agronegocios y Cuero calzado.

Inatec no satisface necesidades
Este abismo, entre la oferta y la demanda, se debe entre otras cosas, a la débil administración del 2% de impuesto sobre planillas pagado al Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), opinó el presaidente del Cosep, José Adán Aguerri.

“Ese ha sido un problema que hemos tenido en el sector privado, que el 2% que las empresas generamos y que aportamos a Inatec, no llegamos a recibir ni la mitad de regreso a través de cursos de capacitación para las empresas que aportamos”, señaló Aguerri.

“En cuero y calzado tenemos ausencia de programas de formación técnica, por ejemplo, para tener a alguien que pegue capelladas en un zapato, se tiene que entrenar en el lugar adonde llega a trabajar, distinto sería si existiera una escuela”, agregó el especialista en Desarrollo de Capital Humano, del programa Empresa y Empleos, Milton Gómez.

El estudio identifica un total de 35 perfiles de trabajo, distribuido en los cuatro sectores.

Valorar situación
Para el experto René Vallecillo, esta situación podría generar un retroceso económico, pero más allá significa que estamos apuntando mal sin saber cuáles son las necesidades de mano de obra calificada.

“Estamos preparando a la gente en otras cosas diferentes, no hay una verdadera vinculación entre la parte  productiva y la parte de capacitación, y ahí tiene que jugar un papel importante el 2% que le pagamos a Inatec, que está   ofreciendo cursos que no le están sirviendo realmente a los nicaragüenses en sus necesidades productivas”, añadió Vallecillo.

A juicio del economista, el Inatec debe revisar los cursos técnicos que ofrece a través de los distintos centros para que esta disponibilidad laboral no sea un “desperdicio”.

Para dar respuesta a estas necesidades, el estudio señala que es necesario promover un acuerdo público-privado, a fin de modificar la ejecución del 2% de las empresas al Inatec como “fondo común administrado”.

“En la medida en que tengamos un sistema de certificación de competencias que acredite a un trabajador, no solo del sector cuero-calzado, sino de cualquier sector a desarrollar sus capacidades y a tener su certificación para hacer su labor, en esa medida se puede tener la oportunidad de trabajar en las empresas que demandan”, añadió el especialista en Desarrollo de Capital Humano, del programa Empresa y Empleos, Milton Gómez.