•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo hoy que Rusia y China tienen una "posición clara" a favor de la paz en Siria y respaldó el veto ejercido por Moscú y Pekín en el Consejo de Seguridad de la ONU que evitó una resolución sobre la situación de violencia que vive Damasco.

"Nuestro respaldo (es) incondicional a las iniciativas de Rusia y China frente a los conflictos que hoy tenemos en el mundo y que amenazan la paz mundial", dijo Ortega en un acto oficial en el que recibió las cartas credenciales del nuevo embajador de Moscú en Managua, Nicolay M. Vladimir.

Según Ortega, la "clara y determinante" posición de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), impidió un "baño mayor de sangre" en Siria.

El doble veto de Rusia y China impidió el pasado 4 de febrero al máximo órgano de seguridad internacional hablar con voz única ante la violenta represión que el régimen sirio ejerce contra su población desde hace once meses.

Para Ortega, sin embargo, Rusia y China tienen una "posición clara a favor de la paz" en Siria, mientras otros países "quieren recurrir al arma de la guerra y provocar un mayor baño de sangre", según dijo.

La Asamblea General de la ONU celebrará el próximo lunes una sesión especial sobre la situación en Siria, en la que participará la alta comisionada de Derechos Humanos, Navi Pillay, y en la que varios países quieren presentar una nueva resolución de condena al régimen sirio.

Se trata de un nuevo intento para que la ONU aumente la presión para que el régimen de Bachar al Asad detenga la represión y se inicie un proceso de transición que acabe con una violencia que ha causado la muerte de más de 5.400 personas en los alrededor de once meses que duran las revueltas contra el régimen sirio.

Por su parte, Ortega expresó al nuevo embajador de Moscú el interés de Nicaragua por "mejorar, fortalecer y desarrollar" las relaciones con Rusia.

Desde que Ortega retornó al poder en enero de 2007, Nicaragua ha fortalecido sus relaciones con Rusia, que ha donado 520 autobuses, 500 automóviles para taxi, 100.000 toneladas de trigo y recientemente se anunció que Moscú otorgará a Managua 41 millones de dólares para la construcción de un nuevo hospital.