•  |
  •  |

La permanencia de Antenor Rosales al frente del Banco Central de Nicaragua es “precaria” desde hace un par de años, cuando la Asamblea Nacional procedió a aprobar la Ley Orgánica y la Ley de Autonomía de ese ente descentralizado y no se procedió a la ratificación del mismo en ese cargo clave para el rumbo económico nacional, valoró Francisco Aguirre Sacasa, exdiputado de la comisión de asuntos económicos.

“La ley tenía el objetivo de dar mayor autonomía e independencia al BCN y la idea era que el período del presidente de la institución no coincidiera con el del Presidente de la República. Había expectativa de que se ratificara a Antenor Rosales, porque estaba vigente su período”, explicó Aguirre.

La Ley Orgánica del Banco Central, Ley 32, ordena nombrar un nuevo presidente del BCN o se ratificar al actual, en ese entonces Rosales. La Asamblea Nacional aprueba la Ley el 14 julio de 2010 y entra en vigencia el 6 agosto del mismo año.

Aguirre explicó que de ratificarse a Rosales en ese momento, él podía haber permanecido cinco años más en el puesto, pero la ratificación de parte del presidente Daniel Ortega no llegó y al presidente del BCN se le venció su período el 4 de octubre de 2010.

En ese período, inclusive, Rosales puso a disposición del presidente Ortega su puesto. “El que está ejerciendo el cargo actualmente es el que va a continuar y mientras el presidente (Ortega), no nombre a otra persona el que ejerce continúa”, indicó Rosales.

Por lo que ahora, de acuerdo con Aguirre, si el presidente Ortega desea cambiar a Rosales de este puesto, el Ejecutivo elige al nuevo presidente del BCN y éste sería ratificado por la Asamblea Nacional, en la cual el Frente Sandinista de Liberación Nacional tiene amplia mayoría.

Aguirre consideró que Rosales ha hecho un “excelente trabajo”, pero “ha mostrado una independencia” que al parecer no es del gusto de algunos del gobierno de Ortega.

Consideró que las observaciones que ha hecho Rosales sobre las reservas y el banco del ALBA. “Rosales ha sido el rostro técnico y el líder del equipo económico, pero ahora el tema de la ayuda bilateral y multilateral ya no va a ser un término meramente técnico, sobre todo después de las declaraciones de Hillary Clinton, Secretaria de Estado de Estados Unidos, de realizar un  escrutinio agresivo”, explicó.

Afirmó que “no serán préstamos automáticos” y el BCN tiene que defender estos préstamos técnica y políticamente.

Aguirre consideró que Rosales es un presidente del BCN ortodoxo, que ha encabezado bien el equipo económico, lo que lo hace dudar del rumor de su retiro del cargo, pero recordó que “nadie es indispensable” y aunque “Nicaragua no desaparecerá si Rosales deja de ser presidente del BCN”, sí sería “un golpe”.  El excoronel del Ejército Nacional y actual presidente del Banco Central de Nicaragua Antenor Rosales Bolaños, es abogado y máster en derecho. Durante la lucha contra la dictadura de Somoza fue mejor conocido como “El Capi”, a la cual se involucró desde joven.

Con el triunfo de la revolución sandinista, Rosales se incorporó al Ejército donde fue jefe de varias regiones militares, que incluso fueron zonas de guerra. Se retiró con el grado de Coronel.

Con la colaboración de Darwin Díaz, estudiante de Comunicación de la UCA.