•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Pese a que el presidente del Banco Central, Antenor Rosales Bolaños, no fue nombrado en el Acuerdo Presidencial 01-2012 publicado en La Gaceta No 23, el lunes 6 de febrero, el mandatario Daniel Ortega puede nombrar al funcionario otra vez en su cargo mediante un nuevo Acuerdo Presidencial, para su posterior ratificación en la Asamblea Nacional, coincidieron ayer juristas consultados.

Amplios sectores de la sociedad, consultados por EL NUEVO DIARIO, calificaron positivamente la gestión de Rosales Bolaños frente al Banco Central durante los últimos cinco años.

La Ley Orgánica del Banco Central establece que el presidente de esa entidad estará en el cargo por cinco años, sin embargo, el artículo 15 precisa que en caso de que expire este período sin que haya sido nombrado el sucesor, el funcionario continuará en el cargo hasta que se produzca el nuevo nombramiento y este haya sido ratificado, como es el caso de Rosales Bolaños.

Según el expresidente de esta institución, Evenor Taboada, durante los últimos cinco años el funcionario en mención ha demostrado “que entiende clarísimo el rol del BCN y la importancia que tiene un Banco Central administrado según sus objetivos”.

Taboada consideró que el presidente Daniel Ortega puede emitir un nuevo Acuerdo Presidencial, nombrando a Antenor Rosales Bolaños, tal como lo hizo a inicios de su primer gobierno, según consta en el Acuerdo Presidencial 12-2007, publicado en La Gaceta del 10 de enero de 2007.

Reconocimiento de organismos internacionales

Por su parte, el exministro de Hacienda y Crédito Público, Eduardo Montiel, consideró que el funcionario ha sabido mantener un balance, logrando una macroeconomía sana y una inflación menor respecto a los países de la región.

“Hay evidencias de que ha tenido un manejo reconocido por organismos internacionales. Lo más saludable es mantener un Banco Central independiente, con una visión clara de política económica”, expresó Montiel, también destacado catedrático del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae).

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, señaló que Rosales Bolaños es reconocido como uno de los funcionarios más efectivos de la Administración de Daniel Ortega.

Aguerri destacó entre los principales logros de Rosales Bolaños el alcance de las negociaciones con organismos internacionales, el programa con el Fondo Monetario Internacional, FMI, catalogado como uno de los más exitosos, y la estabilidad macroeconómica, entre otros.

Amcham espera que sea nombrado de nuevo

En tanto, el presidente de Agropecuaria Lafise, Enrique Zamora, enumeró algunos de los logros de Rosales Bolaños, entre ellos el aumento de las reservas internacionales.

Por su parte, Avil Ramírez, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, catalogó como “excelente” la labor de Rosales Bolaños.

“Nosotros esperamos que el doctor Rosales sea ratificado en su cargo. Al igual que los funcionarios que ejercen eficientemente su trabajo”, dijo Ramírez.

El representante del consorcio eléctrico AEI Nicaragua y expresidente de Amcham, César Zamora, dijo que Rosales Bolaños es uno de los funcionarios más exitosos de esta Administración

“Eso se debe a la firmeza en sus posiciones, espíritu de cooperación, capacidad de negociación con el FMI y su liderazgo en priorizar el tema macroeconómico”, agregó Zamora, cuyo consorcio tiene en marcha proyectos térmicos y eólicos.

Rosales sigue al frente del BCN

En días recientes trascendió la posibilidad de la renuncia o destitución de Antenor Rosales Bolaños, debido a que no fue nombrado en el Acuerdo Presidencial 01-2012; y también por las declaraciones que ofreció sobre el manejo de las reservas internacionales, que fueron interpretadas como una forma de contradecir al presidente Daniel Ortega. Sin embargo, hasta ayer, el presidente del BCN se mantiene al frente del ente descentralizado, que juega un rol clave en la macroeconomía y en la competitividad del país.

Montiel, exministro de Hacienda y Crédito Público, enfatizó sobre la importancia de la autonomía del Banco Central. Según este, la independencia entre el Banco Central y el Ejecutivo es una preocupación en muchos países, pues está probado que eso puede provocar problemas económicos.

“Nicaragua tiene evidencia de eso. Parte del éxito de la economía en los 60 y 70 se debió a tener un presidente del Banco Central --primero Francisco Laínez, y luego Roberto Incer Barquero-- que tenía independencia en sus decisiones.

(Hay que recordar que) al menos parte de los problemas económicos de los 80 se deben a que había un Banco Central supeditado a las decisiones del Ejecutivo de aquel entonces. El problema es muy sencillo: a veces el Ejecutivo tiene deseo de tener más recursos...”, explicó Montiel, quien también es autor de textos académicos.