•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Bajo la figura de expulsión, logró salir de las celdas del Sistema Penitenciario de Granada, el estadounidense Evans Scott Whiteall, el cual cumplía una condena de tres años de prisión, tras ser declarado culpable del delio de posesión de drogas.

El norteamericano fue capturado  por la Policía de Rivas el 16 de diciembre del 2010, cuando viajaba a bordo de un taxi que circulaba  de sur a norte sobre la carretera panamericana sur y al pasar frente a la entrada del balneario “El  Menco”, agentes que se encontraban en el lugar, detuvieron el vehículo y al requisarlo, encontraron en la cajuela, un bolso en el que se trasportaba 30.7 gramos de marihuana, por lo que Scott fue arrestado y acusado por posesión de drogas.

En la audiencia inicial, el norteamericano admitió los hechos. Posteriormente su abogado, César Baltodano solicitó ante la juez de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaría,  Margarita Venegas, la suspensión de la condena.

Ante la negativa de la juez, el abogado de Scott apeló el fallo en el Tribunal de Apelaciones de Granada, donde alegó que su cliente estaba ilegal en nuestro país.

Lo dejan ir y le piden que no regrese
Los representantes del Ministerio Público de Granada no se opusieron a la petición del abogado, solo demandaron que el norteamericano no regrese al país en el tiempo que le falta de su condena.

Al respecto, los magistrados rechazan el recurso de apelación de  Baltodano y ratifican la pena, pero avalaron la expulsión del norteamericano, el cual no puede ingresar a Nicaragua durante los próximos seis años a partir  de la fecha de su expulsión.