•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Kevin Giovani Acosta, de 19 años, finalmente fue liberado, tras casi 90 días de detención ilegal en la cárcel “Modelo”, de Tipitapa, y agradeció a EL NUEVO DIARIO y a la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, por el apoyo brindado para recobrar la libertad.
Acosta fue detenido, procesado, y desde noviembre del año pasado absuelto de las acusaciones de coautoría de homicidio contra un miembro de la Juventud Sandinista, pero por no existir vinculación de él en el delito, fue liberado el miércoles a las 5 de la tarde.

Sin embargo, pasó tres meses con la orden de libertad en mano, sin que el Ministerio de Gobernación autorizara su salida.

A pesar de su alegría y de la de sus familiares, a pocas horas de enterarse de su liberación, dijo que miembros de la Juventud Sandinista se reunieron con el jefe policial en las Américas I, para analizar la situación.

“Me siento amenazado, porque ahora me mandan a decir que matar a uno de sus miembros no es como matar a un perro, y que los que mataron a su compañero van a morir”, comentó Acosta.

Aseguró que él no es ningún asesino, y que lo único que quiere es recuperar el tiempo perdido en sus estudios. 

“Yo no maté a nadie, pero el jefe de sector de la Policía vive acosándome, porque le reclamo cuando quieren requisarnos simplemente por estar en la cuneta, nos bolsean y hacen que nos bajemos el short. Eso es vergonzoso, principalmente si estás con tu novia. También está el problema que no quiere que nuestra banda escolar practique en determinadas zonas, solo porque él lo dice. Por reclamar me han llevado a la Estación, pero yo no tengo antecedentes”, aseguró el joven.

Añadió que tal como se comprobó en los juzgados, se le involucró injustamente en el crimen.

Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, dijo que recurrirán al Tribunal de Apelaciones de Managua para interponer un Recurso de Amparo contra el jefe policial, y asegurar la integridad física de Acosta.

Jharitza Tórrez, prima de Acosta, también dijo sentirse muy agradecida con la CPDH y EL NUEVO DIARIO, por dar seguimiento al caso, ya que de otra forma dudan de que se hubiera hecho justicia.