•  |
  •  |

Un sismo con una magnitud de 4.8 grados en la escala de Richter se produce en Managua; ¿qué haría usted? ¿Está preparado ante esta eventualidad? Las respuestas a estas preguntas y a otras pretendieron evacuarlas ayer miembros de la Defensa Civil del Ejército, Cruz Roja, Bomberos, estudiantes del Instituto Maestro Gabriel y pobladores de los barrios del Distrito Cuatro de la capital, quienes participaron en un simulacro de terremoto.

La actividad inició en las instalaciones de dicho colegio, donde se pusieron en práctica las técnicas de evacuación y de rescate de los alumnos, posteriormente pasaron a la calle: de los semáforos de la Tenderí una cuadra al este, donde simularon la intervención de las instituciones en los barrios, en estructuras y viviendas colapsadas.

”El objetivo es fortalecer las capacidades de preparación y respuesta de las autoridades distritales, de los líderes locales de todos los barrios del Distrito Cuatro y de la población en general, que conforman estos 12 barrios y los vecinales, además de demostrar la activación y ejecución del plan de evacuación del Instituto Maestro Gabriel”, explicó el coronel Néstor Solís, segundo jefe de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua.

Managua vulnerable

Clemente Balmaceda, director de la Cruz Roja, dijo que la población debe estar preparada ante este tipo de eventos, dado que Managua es considerada una ciudad de alta peligrosidad sísmica a nivel de Latinoamérica.

Recordó que, en diciembre próximo, la capital cumplirá 40 años de la ocurrencia del terremoto que la destruyó casi totalmente, y que aún contamos con edificios muy frágiles.

“En esa ocasión se colapsó el Hospital del Seguro Social, también parcialmente el Hospital Bautista, se destruyeron las clínicas privadas, así como las instituciones de respuesta.  También colapsó el edificio de la Cruz Roja Nicaragüense, la Central de Bomberos y otros de la antigua Managua”, dijo Balmaceda.

Acciones deben multiplicarse

Guillermo González, Director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, consideró que la gestión de riesgo debe formar parte de la cultura de los nicaragüenses para garantizar una atención digna a los afectados por los fenómenos naturales.

Agregó que estos simulacros deben extenderse a todo el país, y que esta materia debe ser abordada en los pensum educativos.
Arlen Cordero, representante de la Oficina de la Cooperación Humanitaria de la Unión Europea, dijo que las principales medidas de mitigación y prevención de desastres son las que realizan los mismos ciudadanos cuando la ayuda internacional aún no ha llegado, y, agregó, que el organismo que representa colabora en este tema con países de Centroamérica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus