•  |
  •  |

Para el magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís Cerda, es un  “abuso” de las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, el que no cumplan con las órdenes de libertad emitidas por los jueces.

El señalamiento fue hecho por el magistrado Solís a propósito de la puesta en libertad de Kevin Giovanny Acosta, detenido ilegalmente por 90 días en la cárcel Modelo de Tipitapa.

Acosta fue puesto en libertad la tarde del pasado miércoles, luego de la presión pública que ejercieron sus familiares a través de medios de comunicación como EL NUEVO DIARO y de la movilización de los organismo defensores de los derechos humanos, como la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH.

“Me pareció bien que lo hayan denunciado en los medios – EL NUEVO DIARIO-  y que éstos presionen por la puesta en libertad de esa personas”,  manifestó Solís.

El magistrado de la Sala Penal de la CSJ reiteró que las únicas órdenes de libertad sujetas a revisión son aquellas que se emiten en caso de narcotráfico.

Solís explicó que las órdenes de libertad en los casos de narcoactividad son sujetos de revisión, porque existe una política de Estado bien fuerte contra la droga.

“Puede haber casos donde un juez sin más ni más libere a un narcotraficante y eso perjudica a Nicaragua de cara al esfuerzo internacional que se hace contra el narcotráfico”, subrayó el magistrado del supremo tribunal.

Solís también reconoció que existen varios casos de reos vinculados con casos de narcotráfico pendientes de ser liberados, pero aclaró que la tardanza es porque están pasando el referido proceso de revisión.

Las órdenes de libertad en caso de narcoactividad comenzaron a ser revisadas hace dos años, cuando se produjo la narcoliberación de tres guatemaltecos en el penal de Chinandega, con una orden de libertad que resultó falsa.

En ese entonces fueron enjuiciados dos abogados y dos funcionarios del SPN, incluido el entonces jefe del penal de Chinandega  y ahora exalcaide, Ramiro Jáenz Castillo.