•  |
  •  |

¿Quién mató a la niña Génesis Carolina Rodríguez Hernández?, es la pregunta obligada después de conocerse el fallo de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, donde se sobresee de manera definitiva a los tres reos que estaban condenados a 10 años de prisión por el crimen de la menor.

Los sobreseídos de manera definitiva por el Supremo Tribunal son: Henry Romero López, María Araica Ponce y Franklin Antonio Rugama.

Los magistrados de la Sala Penal de la CSJ tomaron su resolución sobre la base de la duda razonable alegada por los abogados defensores, Leonardo Ruiz Martínez y Ricardo Polanco. 

“Este homicidio está demostrado totalmente con el dictamen médico legal, lo que no está probado es la delincuencia o culpabilidad de los acusados”, se indica en la sentencia.

Según los magistrados de la Sala Penal de la CSJ, los acusados son autores de cualquier otro delito como exposición de personas al peligro, pero no coautores del ilícito de homicidio.

En la sentencia se señala que en el juicio tampoco se demostró que los reos --Romero, Araica y Rugada-- llegaron al lugar donde se produjo el tiroteo con intenciones de matar a la niña.

Tras el tiroteo, la Policía ocupó una pistola marca CZ-83 Browning Court, nueve milímetros, serie A-49000, propiedad de Henry Romero y una escopeta calibre 40, pero la bala que segó la vida de la niña es calibre 32, y el arma no fue ocupada por las autoridades.

En el juicio, Justa  Méndez, el policía Silvio Acuña, y  Cándida Hernández,  madre de la víctima, expresaron que Carlos Téllez, cónyuge de esta última, utilizó su arma calibre 32 en el tiroteo.

Sin embargo, el Ministerio Público no incluyó a Téllez entre siete personas a las que acusó por el crimen que conmovió a Ciudad Sandino en la Semana Santa de 2010.

Los otros cuatro acusados fueron sobreseídos en primera instancia por el crimen, pero recibieron penas mínimas por los delitos de portación ilegal de armas y exposición de personal al peligro.