•  |
  •  |

Mientras diputados opositores al Gobierno señalaron ayer que era necesario establecer una amplia discusión del proyecto de reforma a la Ley General de Estabilidad Energética, Ley 554, propuesto por el Ejecutivo para canalizar fondos económicos y enfrentar cualquier alza en la tarifa energética, los diputados sandinistas y autoridades del Banco Central de Nicaragua afirmaron que el proyecto no representa ningún peligro de endeudamiento para el país.

Estas reformas al artículo 4 de la Ley 554, habilitarían al Instituto Nicaragüense de Energía y al Ministerio de Energía y Minas, para canalizar estos fondos, ya sea con instancias extranjeras o nacionales, según el proyecto de ley.

El diputado aliado de los sandinistas, Agustín Jarquín Anaya, afirmó ayer que esta iniciativa tiene aspectos positivos, pero que a su criterio era necesario que todas las acciones que se tomen en consideración para “gestionar” fondos económicos para el sector energético, deben ser de conocimiento público, para su discusión, y ratificadas por la Asamblea Nacional.

Jarquín señaló que todas estas transacciones deberán ser transparentes. “Un aspecto que debe despejarse es la manera como se fija en el país el precio de los combustibles, y para ello se han propuesto que se establezca un mecanismo de paridad de precios de importaciones, que permita rebajar precios de los hidrocarburos. Ahora, las reformas a la Ley 554 creo que son oportunas, pero, a mi juicio, la Asamblea Nacional debe conocer de las transacciones que ejecuten el INE y el MEM para canalizar recursos destinados al sector energético, para su ratificación, sobre todo si compromete con deuda pública al país”, especificó Jarquín.

Guevara: No significa endeudamiento
El recién nombrado presidente del Banco Central de Nicaragua, Alberto Guevara, afirmó ayer que las reformas a Ley 554 no necesariamente estarían abriendo puertas para que el país caiga en endeudamiento y así poner en peligro el programa económico de Nicaragua con el Fondo Monetario Internacional, FMI.

“Lo que le puedo asegurar es que cuando en el país se toman medidas y decisiones de políticas que tienen que ver con el endeudamiento, se toman en cuenta siempre los aspectos que tienen que ver con la sostenibilidad del endeudamiento público, y en este momento le puedo asegurar que la trayectoria de calidad de deuda pública se ha logrado mantener en el país. Aquí nunca se han hecho gestiones que vayan en contra de los procedimientos de endeudamiento, la sostenibilidad de la deuda de Nicaragua no está en juego”, indicó.

Tinoco: peligro de endeudamiento discrecional

Por su parte, Víctor Hugo Tinoco, diputado opositor del Movimiento Renovador Sandinista, dijo que era necesario mantener una política de subsidio en el sector energético y beneficiar a los sectores del país más vulnerables económicamente, pero consideró que era riesgoso que dos entidades del estado (el INE y el MEM) tuvieran las puertas abiertas para gestionar fondos, porque se corría el riesgo de establecer endeudamientos no controlados.

“El problema para mí es que como está contemplada la iniciativa de reforma a la Ley 554, deja abierta la puerta para que el dinero canalizado para el sector energético, se gestione de manera discrecional y sin que nadie se dé cuenta”, señaló.

Tinoco indicó que otro aspecto que él considera negativo es que estos fondos saldrían del ALBA, lo que dejaría abierta la puerta para que las ganancias que  obtienen el Gobierno (y el presidente Daniel Ortega) con el negocio petrolero sean mayores.

“Si ves las cosas, es Ortega (Daniel) el que controla al grupo económico (ALBA-Caruna) que proporciona los préstamos, pero también controla a los órganos canalizadores del préstamo económico. Esto genera dudas, porque se podría interpretar que las alzas a la tarifa energética sean discrecionales”, dijo.

“De tal manera que se convierte en un negocio redondo con ganancias de un solo grupo económico. Se gana cuando importan el petróleo más caro, cuando se hacen los préstamos y cuando cobran mediante la tarifa”, agregó.

Tinoco dijo que era necesario establecer que todo proceso de canalizar recursos para el sector energético, debe pasar a manos de la Asamblea para su aprobación, y recomendó que la iniciativa de reforma a la Ley 554 se envíe a comisión para su discusión y análisis.

Sandinistas defienden iniciativa de Ley
Wálmaro Gutiérrez, diputado sandinista, opinó ayer que era positivo aprobar cualquier mecanismo que garantice una “financiación fluida de la tarifa energética”,  y que evite alzas. Insistió que para la bancada del FSLN esta es una buena propuesta que será debidamente respaldada.

Gutiérrez señaló que con la reforma a la Ley 554, no se generarán endeudamientos externos ni internos para el país, puesto que la ley buscará alcanzar financiamientos que tienen un flujo de repago por medio de la misma tarifa energética, por lo que no presiona el endeudamiento del país.

El diputado sandinista indicó que, en todo caso, el Gobierno estaría siempre privilegiando a los usuarios de menor consumo y económicamente más vulnerables, por lo que se mantendrán los márgenes de subsidio para aquellos usuarios de consumo menor a los 150 kilovatios hora mes, sectores de adultos jubilados y asentamientos espontáneos. Añadió que para este año, la política de subsidio podría ascender a más de C$446.5 millones.

Acevedo: proyecto es confuso
Para el economista Adolfo Acevedo, el proyecto de reformas de la Ley 554 es confuso, y no deja claro si las deudas adquiridas por los financiamientos que logre canalizar tanto el INE como el MEM, serán asumidas por estos entes, o será el mismo Estado el que las terminará pagando.

Acevedo dijo que en todo caso esta deuda puede llegar a ser muy grande para el país, y señaló que en la actualidad ya existe una deuda acumulada por el subsidio a la tarifa por dos años consecutivos (2010 y 2011), y que esta reforma estaría autorizando al INE y al MEM a endeudarse por todo 2012,  incluso a contratar nueva deuda en los años posteriores.    

“Si debido al creciente desequilibrio entre demanda y oferta mundial de petróleo, y el precio (petróleo) no se reduce o incluso aumenta, durante los años que faltan hasta que los cambios en la matriz energética permitan reducir los costos de la energía, dicha deuda seguirá acumulándose, y cuando finalmente los costos en la matriz (energética) se produzcan, no se reducirá el precio a la tarifa, hasta saldar esta deuda. Es decir, de nada habrá servido el cambio en la matriz energética”, afirmó el economista.

Petróleo al alza
El petróleo que se comercializa en el mercado del Golfo, se disparó ayer en sus precios y cerró en US$105.84 (su precio más alto desde mayo de 2011), según el cierre en la Bolsa Mercantil de Nueva York, Nymex, un día después de que Irán amenazara con cortar el suministro de crudo a más países europeos, además de Francia y del Reino Unido.

Los analistas de la Nymex manifestaron ayer que el crudo de referencia para EU llegó así a su mayor nivel desde el 4 de mayo de 2011, cuando cerró en US$109.24 por barril, en el contexto de varias revueltas populares registradas en los países productores del norte de África y Oriente Medio.