•  |
  •  |

El magistrado René Herrera Zúniga, del Consejo Supremo Electoral, durante su última comparecencia pública el pasado 10 de enero, cuando ese poder del Estado condujo la elección y juramentación de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional. “Fue un duro de la política, pero muy amoroso y guiado por Dios en el seno de hogar”, declaró ayer su hija, Eunice Herrera, frente al féretro de un hombre de muchas facetas que jugó un rol preponderante en las últimas décadas. Ayer, se rindió a la muerte y recibió tributos oficiales.