•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció ayer martes que en los próximos días deberá operarse para extraer una “lesión” que le fue detectada en el mismo sitio donde le fue extirpado un tumor cancerígeno en 2011, durante unos exámenes en Cuba, aunque negó tener metástasis.

“En el examen en La Habana se ha detectado una lesión en el mismo sitio donde fue extraído el tumor hace ya casi un año. Es una lesión pequeña de cerca de dos centímetros de diámetro, muy claramente visible”, dijo Chávez en el canal oficial VTV.

“Habrá que hacer una nueva operación, extraer y luego llevarlo a exámenes a ver si es maligno o no es”, detalló, sin mencionar en ningún momento la palabra “tumor”.

Aunque dijo que la operación se realizará “en los próximos días”, no señaló el lugar, pues aún evalúa entre “varias posibilidades”.

Además, señaló que la intervención “se supone es menos complicada” que la que se realizó en junio para extraerse un tumor cancerígeno, cuya ubicación exacta y magnitud nunca fueron revelados.

Visitó fábrica de vehículos pesados

Con tono tranquilo, Chávez, de 57 años, se detuvo un momento para comentar la noticia, mientras visitaba una fábrica estatal de tractores que forma parte de los convenios económicos con Belarús.

La salud del presidente vuelve a pasar al primer plano en Venezuela, luego que los últimos exámenes realizados en octubre le habían diagnosticado estar “libre de enfermedad”, según dijo entonces el mismo mandatario.

Las evaluaciones “indican que no tengo metástasis en ninguna parte”, explicó Chávez, tras negar estar muriéndose, a ocho meses de las elecciones presidenciales de octubre. “Estoy en buenas condiciones físicas para enfrentar esta batalla”, afirmó.

“Comienzan a generar todos estos rumores para tratar de generar angustia, zozobra y tratar de desestabilizar al país”, criticó.

Las declaraciones del mandatario rompen con varios días de intensos rumores en las redes sociales, que apuntaban a un presunto deterioro del estado de salud del presidente venezolano.

Aluvión de comentarios en redes sociales

Un mensaje en Twitter del periodista venezolano Nelson Bocaranda, afirmando que Chávez había sido examinado en Cuba y que habría que operarlo, provocó un aluvión de comentarios en la red, que llevó al ministro de Información, Andrés Izarra, a responder: “Sobre rumores, guerra sucia de la canalla (oposición)”.

Chávez dijo haber conversado en La Habana con el presidente de Cuba, Raúl Castro, y con su hermano, el líder Fidel Castro, antes de realizarse los exámenes.

El mandatario fue operado de un tumor cancerígeno el 20 de junio en Cuba, y se sometió a cuatro ciclos de quimioterapia en La Habana y en Caracas.

Durante meses, los venezolanos se acostumbraron a observar a un mandatario debilitado, menos presente, y con el cabello rapado por el tratamiento, en claro contraste con la imagen de hombre fuerte e hipermediático que ha cultivado en sus 13 años de gobierno.

Sin embargo, poco a poco, Chávez --en el poder desde 1999-- retomó su habitual ritmo de apariciones públicas --en enero reinauguró las emisiones de su popular programa dominical “Aló, Presidente”-- y reafirmó que buscará un tercer mandato en octubre.

La semana pasada, tras la celebración de las elecciones primarias de la oposición, encabezó largas cadenas de radio y televisión, en las que lanzó airados ataques contra el ganador de esos comicios y rival en las presidenciales, Henrique Capriles.

Aunque no dejó de estar a la cabeza del gobierno, Chávez ha señalado recurrentemente que la enfermedad lo hizo reflexionar sobre su estilo de vida, y que a partir de ahora aplicará cambios para resguardar su salud.