Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional aún no ha verificado si la droga que ocuparon el pasado domingo en el departamento de Boaco, pertenecía o no al cártel mexicano de Sinaloa. “Aún está pendiente de verificar”, afirmó el comisionado general Javier Meynard, Subdirector General de la Policía Nacional.

Meynard tomó distancia de las declaraciones del director del Organismos de Investigación Judicial de Costa Rica, quien aseguró que el cartel de Sinaloa abrió una nueva ruta para el trasiego de drogas a través del lago Cocibolca.

“No podemos indicar que sea esa la ruta que han señalado”, dijo Meynard, refiriéndose a las informaciones publicadas en los medios ticos. “Hemos dicho que el narcotráfico se está moviendo en distintas rutas tratando de buscar seguridad en su traslado”, señaló el jefe policial, para quien la labor de la Policía es “encontrar esa ruta”.

La Policía Nacional el pasado domingo logró ocupar mil 400 kilos de cocaína que eran trasegados en sacos que transportaban en una camioneta. Según la Policía, esa droga fue almacenada en una parte de la Isla El Muerto, ubicada frente a Puerto Díaz, en Chontales, y luego trasegada hacia el lugar conocido como Las Pilas y llevada a Occidente para después pasarla a Honduras.

Niega atentados contra narcos
En los últimos días, la Policía Nacional ha movilizado un mayor personal, tanto a la Región Autónoma del Atlántico Norte como Sur de la Costa Atlántica, reforzando las delegaciones policiales. La acción ocurrió poco después del quiebre de drogas ejecutado por el Ejército y la Policía en la Barra Wirin Cay, y luego que desconocidos dieran muerte e hirieran a otra persona presuntamente vinculada a droga en la isla pequeña de Corn Island.

El jefe policial negó que el traslado de mayor cantidad de efectivos policiales a la Costa Atlántica sea una respuesta a los planes de grupos narcos para atentar con Marty Downs, quien se encuentra recuperándose en el hospital de Bluefields después de resultar herido durante una operación de la marina del Ejército de Nicaragua en la Barra Wirin Cay, en Monkey Point, y que terminó con la ocupación de mil 40 kilos de cocaína.

“No está ajustada a una situación de este tipo, sino a un cuidado de fortalecer la Costa Atlántica preventivamente”, dijo el jefe policial. Según Meynard, se trata de un plan general de fortalecimiento “para enfrentar cualquier situación que se presente”.