•  |
  •  |

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, UE, declaró ayer que espera que en Nicaragua se dé algún cambio que indique la voluntad de “respetar la pluralidad democrática” y que no haya intención de “perpetuación del poder”.

Luis Yáñez, jefe de la Misión de la UE, expuso 24 recomendaciones para Nicaragua, y comentó que sería bueno que el Presidente (Daniel Ortega) emitiera “alguna señal” en las próximas semanas o meses, para mejorar el sistema electoral, porque en las últimas elecciones generales observaron “falta de transparencia y excesiva opacidad”.

“Pueden empezar por introducir algún cambio que sea significativo, que indique que en este país se tiene voluntad real de respetar la pluralidad democrática, de que no hay ninguna intención de perpetuación del poder, de que no hay ninguna tentación autoritaria, y que hay una voluntad de respetar todas las libertades”, expresó Yáñez.

Entre las recomendaciones de la Misión europea, destaca la necesidad de reformar la Ley Electoral y de elaborar una Ley de Partidos Políticos, que permita dar autonomía de funcionamiento y soberanía a estas organizaciones.

“Esa capacidad que tiene todavía hoy no solo el CSE, Consejo Supremo Electoral, sino la Corte Suprema de Justicia, de decidir a quién pertenece un partido, la personería jurídica de un partido, no es bueno en un sistema democrático, porque una vez más crea inseguridad, y no se sabe a qué atenerse”, precisó.

Manifestó que ahora el gobernante Frente Andinista, FSLN, tiene la posibilidad de lograr el cambio en la Ley Electoral.

“Santos (el Canciller) admite que la Ley Electoral debió reformarse, no se hizo, según explica, porque no tenía mayoría parlamentaria el Frente Sandinista. Ahora que lo tiene, que tiene todos los poderes, por tanto tiene más responsabilidad”, dijo Yáñez.

Otra recomendación es el cambio de magistrados en el CSE, porque el aspecto de la independencia, neutralidad y profesionalidad de este poder del Estado es importante en el proceso. Por eso sugieren tomar “medidas rápidas y no dilatadas”, por parte del Poder Ejecutivo.

La UE y las próximas elecciones
Yáñez recordó que los países de la Unión Europea ya tienen el informe y pueden “darle el uso que les parezca conveniente o las interpretaciones que cada uno quiera hacerle”.

En cuanto a la posibilidad de que la UE observe las próximas elecciones municipales en Nicaragua, Yáñez explicó que eso se hace después de un proceso que inicia con la invitación oficial.

“Mi opinión personal es que si de aquí a noviembre, 2012, no hay reforma alguna del proceso electoral, de acuerdo a las recomendaciones que hemos hecho, nosotros u otras organizaciones nacionales e internacionales, tendría poco sentido venir a observar en noviembre”, advirtió.

Importante el desagregado por JRV
Al ser consultado sobre si la “falta de transparencia” implicaba que el Frente Sandinista no puede probar que ganó las últimas elecciones, Yánez respondió: “Es un dato importante que no sepamos todavía el desagregado por JRV, porque es un dato importante para analizar unas elecciones. Eso no se ha producido, es el CSE quien debe facilitarlo, todavía puede hacerlo, si es que puede. Si tiene olfato, sería bueno que lo hiciera”.

Añadió que aunque la Misión finalizó su trabajo con el informe final, presentado ayer en Managua, la embajada de la UE hará un seguimiento del mismo, en el sentido de que si hay medidas del gobierno, la Asamblea Nacional o los partidos nicaragüenses en la dirección que plantean las recomendaciones.

Rivas no ve “algo negativo”
El magistrado Roberto Rivas, Presidente del CSE, dijo que en el informe de la Misión de la UE no ve “algo negativo”, y minimizó el señalamiento de que “estas elecciones no son creíbles”, indicando que son informes “generales” y tienen “algunos señalamientos de carácter estructural, referidos a la Ley Electoral, un poco como el informe de la OEA, Organización de Estados Americanos. No creo que pueda tener algo negativo”.

La primera reacción de Rivas fue: “¿Qué se puede esperar de un informe técnico?”, y añadió que lo único es “que traten de justificar que se hizo un trabajo acá en Nicaragua”.

“Lógicamente, todo informe de un organismo de observación es como los informes de auditorías, que siempre encuentran puntos cuestionables, siempre encuentran algún pelo en la sopa, como decimos en buen nicaragüense”, consideró Rivas.

El magistrado negó que los observadores no hayan tenido acceso a los resultados el día de la votación, afirmando que los representantes de la UE estaban acreditados en el centro de cómputos, y tuvieron la oportunidad de verlos “Junta por Junta, hacer la sumatoria correspondiente, al igual que los fiscales de los partidos políticos…”

Cree que tomarán recomendaciones
El presidente del Poder Electoral dijo creer que las autoridades nicaragüenses sí van a tomar en cuenta las recomendaciones de la UE, por ejemplo, hacer una reforma a la Ley Electoral 331, la cual, según Rivas, no se ha hecho porque en el período anterior la oposición política “no se quiso poner de acuerdo para hacerla”.

El magistrado Rivas afirmó que le parece “bien” que se despartidice el CSE, y que sea compuesto por maestros, trabajadores de la salud y otros sectores, pero enfatizó que este CSE no tiene nada “malo”.

Por último, el magistrado comentó que espera que el informe de la UE haya recogido el “esfuerzo” que hicieron los funcionarios del CSE cuando se presentaron complicaciones previas al proceso electoral, como la entrega de los carnés a los fiscales del partido opositor Liberal Independiente, PLI, a quienes les entregaron con retraso las identificaciones.

Rivas ofreció estas declaraciones ayer al salir de la funeraria Monte de los Olivos, donde hubo una misa de cuerpo presente en memoria del magistrado René Herrera Zúñiga, fallecido el martes.

Núñez afirma que es positivo
Yáñez se reunió el martes con el presidente de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, René Núñez, diputado por el FSLN, a quien entregó el informe.

Núñez dijo ayer que el informe es positivo para la democracia, y agradeció el trabajo realizado por la Misión europea.
Yáñez explicó que el informe no es injerencista, sino que cumple con dar recomendaciones después de la labor de observación.

Sobre la “falta de transparencia” y “excesiva opacidad” que observaron en las elecciones presidenciales de noviembre pasado, Yáñez explicó que ocurrió en diferentes momentos del proceso, desde la cedulación. Comentó que la falta de transparencia no permite saber todo lo que pasó en las elecciones.

“El Consejo Supremo Electoral, CSE, que no responde a los criterios de independencia y neutralidad, que es exigible en este tipo de órganos, también con su práctica o su actitud, ha provocado incertidumbre, porque había muchas decisiones que se tomaban a última hora, como el tema de los fiscales”, indicó Yáñez.

Al ser consultado sobre la credibilidad de las elecciones, remarcó que desde Nicaragua se puede deducir que “no son creíbles como nos gustaría que lo fueran”, y mencionó entre los elementos que mostraron esa “falta de transparencia” el apagón que sucedió en el momento de “la transmisión de los (resultados) sumarios”.