•  |
  •  |

Especialistas en medio ambiente y relaciones internacionales consideraron ilusoria la idea de construir un canal interoceánico húmedo en Nicaragua, sobre todo si se utiliza como vía el Río San Juan, el cual no tiene suficiente caudal, y fue descartada su utilización para una obra de esa magnitud en  estudios anteriores, pero señalaron que si se quisiera hacer, el país es soberano en esa decisión y no tiene que rendirle cuentas a Costa Rica.

El presidente Daniel Ortega “revivió” la idea de la construcción de un canal interoceánico húmedo en Nicaragua, en un discurso pronunciado la noche del martes, durante un homenaje a Augusto C. Sandino, lo que provocó reacciones airadas del gobierno costarricense, porque aseguran que deben dar el aval para la obra.

El científico y asesor presidencial en Políticas Ambientales, doctor Jaime Íncer Barquero, afirmó que “se tiene que tomar en cuenta que el Río San Juan no es el mismo de hace 150 años. No tiene ni el caudal, ni la profundidad, ni la anchura para hacer un canal comercial internacional. Se hizo un estudio durante el gobierno del presidente Enrique Bolaños y la vía del San Juan se descartó”.

Sin embargo, destacó que el presidente Ortega tuvo cuidado de no mencionar la ruta que tomaría el canal húmedo.

Durante el discurso del martes, el mandatario nicaragüense fue específico al decir que el proyecto se plantea sin despreciar ninguno de los estudios que se han hecho del canal húmedo, y “estamos viendo cuál es la mejor ruta que garantice suficiente agua para que se realice semejante obra”.

El excanciller Francisco Aguirre Sacasa consideró que la idea de construir un canal húmedo por el Río San Juan es prácticamente imposible de realizar.

“Un canal interoceánico no tiene que seguir por el Río San Juan, porque la mayoría de su cuenca tiene mucho sedimento. Aquí el gobierno podría gastar todo el dinero del ALBA --Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América-- y no podría hacerlo navegable para un proyecto de tal magnitud”, aseguró Aguirre.

Explicó que de realizarse el canal, se debe tomar en cuenta que el río, al llegar a la parte que da a la frontera binacional con Costa Rica, se torna altamente sedimentoso, y debe abandonarse y seguir al Norte. Así, los estudios sobre un canal interoceánico han abandonado la posibilidad de remontarlo por el San Juan, de modo que no se necesitaría tocar la frontera. “La construcción, si no imposible, sería carísima”.

Por su parte, el ambientalista Kamilo Lara recordó que existen varios proyectos para la realización del canal húmedo, y estas alternativas son las que está estudiando el gobierno.

Airada reacción tica
Costa Rica afirmó que Nicaragua debe contar con su aval para construir un canal interoceánico con aguas del Río San Juan, al reaccionar al anuncio del presidente Daniel Ortega, sobre la realización de estudios para construir la obra.

“Algún problema debe tener (el presidente) Daniel Ortega internamente para volver a generar, a profundizar la crisis ya existente entre Costa Rica y Nicaragua”, declaró el vicecanciller costarricense Carlos Roverssi, a la emisora ADN.

“Los tratados internacionales firmados --entre ambos países-- dejan muy en claro que Costa Rica tendría que autorizar un proyecto de esta magnitud”, alegó Roverssi, aludiendo al tratado Cañas-Jerez y al Laudo Cleveland de finales del siglo XIX.

En relación con la invitación que Ortega envió a los países miembros del ALBA y de los estados caribeños a unirse al proyecto, Roverssi duda en ver fondos suficientes para un proyecto de esta magnitud.

“Para nosotros esto es un absurdo. Sin embargo, dentro de la mentalidad y ese realismo mágico de Nicaragua, no me extrañaría que sean fondos de Irán --país amigo de Nicaragua-- para otras cosas”, subrayó irónicamente.

Nicaragua tiene soberanía sobre el río
Para Íncer, Nicaragua es soberana y no necesita pedirle permiso a nadie para hacer un proyecto de desarrollo.

“Cuándo en Costa Rica comenzaron a hacer su carretera y hubo daños al Río San Juan, ¿a quién le pidieron permiso? Tratan de obviar la sentencia de La Haya, que no solo nos da potestad sobre el río, sino también que señala que podemos hacer las obras que se necesiten”.

Sobre los señalamientos de Roverssi, el excanciller Aguirre Sacasa afirmó que, en primer lugar, ya la Corte de La Haya declaró que el Río San Juan es 100 por ciento nicaragüense.

El ambientalista Kamilo Lara expresó que el gobierno de Costa Rica es el menos indicado y sin autoridad moral para exigirle a Nicaragua permisos, cuando ellos construyeron una carretera en su territorio para el desarrollo comercial de monocultivos y refinerías, a lo que tienen todo el derecho en su territorio, pero no con el sacrificio del Río San Juan, como lo están haciendo.