•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ministerio público acusó el ayer ante el Juzgado de Audiencias de Siuna, en la Región Autónoma Atlántico Norte, RAAN, a los colombianos Luis Fernando Mejía Hoocker de 32 años y Carlos Roberto Martínez Jaime, de 36 años. También al nicaragüense Fermín Ferrera Dixon, alias "Badu", quienes enfrentan cargos por financiamiento al narcotráfico y tenencia ilegal de armas de acuerdo a la acusación fue presentada.
 
En la acusación se señala al Fermín Ferrera Dixon, como el jefe de operaciones quien se vinculó al narcotráfico internacional desde el año 2009, donde inicialmente su labor era el reabaster de combustible a lanchas que transportan la droga, utilizando la zona de Kuanwatla, ubicado en el litoral sur de Bilwi, a 10 millas al sur-oeste, en la desembocadura del río Prinzapolka, lugar donde el acusado posee una propiedad.

Los dos extranjeros son señalados como lo que apoyan la función logística, custodia y resguardo de droga que se trasiega de sur a norte por medio del Mar Caribe.

A Ferrera Dixon las autoridades lo circularon desde el año 2010, se detectó vinculación con el narcotraficante colombiano Amaury Carmona Morellos y/o Alberto Ruiz Cano, fungiendo como Jefe de grupo de apoyo logístico en Kuanwatla jurisdicción del municipio de Prinzapolka, su labor era brindar seguridad con el apoyo de los colombianos, a las lanchas cargadas con droga con destino a las costas de La Ceiba, Honduras, para lo cual se contactó con líderes comunales de Kuanwatla y narcotraficantes de la zona a fin de obtener su apoyo.

La acusación fue aceptada por el el Juez suplente Axel Rojas, quien además  dictó prisión preventiva para los acusados y programó para el próximo 2 de marzo la audiencia preliminar, mientras una batería de cinco abogados llegaron de Bilwi para defender a los acusados.
 
Los tres acusados fueron detenidos por la Fuerza Naval de Bilwi, en la llamada operación "Wankluma",ejecutada en el río Prinzapolka, lo que dejó como resultado la ocupación de municiones, lanchas, motores fuera de borda y fusiles de diferentes calibres que eran utilizados por los acusados para el financiamiento y protección logística al narcotráfico internacional.