•  |
  •  |

La Asociación Pro Niños Quemados, Aproquen, inició la campaña de prevención de quemaduras de 2012, la cual inició el año pasado con el apoyo del Gran Ducado de Luxemburgo, y en esta ocasión esperan recibir mayor respaldo debido al interés que mostraron las esposas de los cónsules de Centroamérica en el proyecto, durante una visita realizada a la obra.

Durante la visita, la doctora Socorro Balladares, psicoterapeuta, quien apoya en la campaña, hizo una breve presentación de cómo funciona y hacia dónde está dirigida la campaña que inició la semana pasada en la Escuela “Rubén Darío”, ubicada en carretera a Diriomo, en la comunidad El Rodeo, uno de los 12 puntos que se visitará.

Balladares explicó que esta tarea de educar se hace debido a que el 92% de nuestros niños, según estudios estadísticos que registra Aproquen, se queman en sus casas, el 53% lo hacen en la cocina y el 29% en el patio, durante la quema de basura.

Campaña dirigida a niños
Balladares dejó claro a las visitantes que la campaña está dirigida a los niños, porque atenderlos implica grandes costos en el tratamiento, y cuando esto sucede, “no solo quedan lesiones visibles, sino que acumula problemas psicológicos y secuelas, porque el paciente tiene que atravesar además del dolor y del trauma, el estrés posquemadura”.

La campaña está enfocada a la educación del niño, a sus familiares y al medio que lo rodea, y en ella se le explica sobre las consecuencias que traen las quemaduras, cómo prevenirlas y tratarlas en caso de que ocurran.

Con esta finalidad, las escuelas previamente seleccionadas, donde haya niños víctimas de quemaduras, y donde haya educación preescolar, primaria y secundaria, son un punto clave de visitas por parte del equipo.

El equipo que trabaja en esta campaña está conformado por trabajadores de Aproquen, bomberos del Ingenio San Antonio, estudiantes de la carrera de Fisioterapia, del Polisal, además de un payaso, en su rol de animador.