•  |
  •  |

La tarifa de energía podría incrementarse en un 6% en el segundo semestre del año, en caso de que se mantenga la tendencia alcista en los precios internacionales del petróleo y del fuel oil que se emplea para generar energía eléctrica, señalaron ayer autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía, INE.

David Castillo, presidente del Consejo Directivo del INE, indicó que este es el escenario de tensión que actualmente soporta el mercado eléctrico nacional, con los precios actuales del crudo y sus derivados, donde los precios del petróleo alcanzaron casi los US$108 por barril, mientras el fuel oil usado para producir energía, aumentó a US$110 por barril.

Castillo refirió que el sector energético está en crisis desde el año 2005, cuando a nivel mundial se comenzaron a dar variantes muy marcadas en el precio de los combustibles.

“Ahorita hay una situación bien tensa, donde queda claro que el petróleo está subiendo de precio (constantemente); ayer el búnker (fuel oil) cerró en US$110 por barril”, dijo.

La tarifa energética nacional está calculada con un barril de búnker en US$100, y si esta tendencia alcista se mantiene, “obligatoriamente hay que hacer recálculos que podrían implicar incrementos. De ahí que se hace necesario buscar fuentes alternas financiamiento para subsidiarla, que podrían ser las mismas que en otro momento han apoyado” (ALBA Caruna), agregó 

Otra alza en la gasolina

Para la próxima semana se espera que la gasolina Súper y Regular  suba de precio por novena semana consecutiva, según información suministrada por las empresas petroleras que operan en el país.

Según el reporte, la gasolina Súper aumentará C$1.43 por galón, mientras que la Regular incrementará C$1.34 por galón.

“Estas son las tendencias de precios que se marcaron en el mercado internacional de los hidrocarburos”, especificaron representantes de las petroleras.

El diesel, combustible que se utiliza en la mayoría de transporte público a nivel nacional, también aumentará C$1.12 por galón, y el kerosén tendrá un incremento de C$1.30 por galón.

El fuel oil, que se usa para la generación eléctrica  con plantas térmicas, es el único que tendrá una baja de C$0.17 por galón.

Tomando en consideración las alzas de la semana próxima, los principales combustibles, como la gasolina Súper registran aumentos de C$10.27 en nueve semanas, la Regular C$10.58, y el diesel C$8.15 por galón.

Reportes del INE, de esta semana, indican que la gasolina Súper mantiene precios de C$30.68 por litro; la Regular C$29.47 por litro, y el diesel C$27.90 por litro, en las estaciones de servicio que operan en Managua.

Efecto en hogares

Dirigentes de organizaciones defensoras de los  consumidores señalaron ayer que esta situación ya está golpeando de forma directa la economía de los hogares nicaragüenses, donde el poder adquisitivo se reduce cada vez más por el encarecimiento de los productos de consumo básico.

Marvin Pomares, dirigente del Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores, Indec,  manifestó ayer a EL NUEVO DIARIO que en un monitoreo de precios de productos de consumo básico que  realizó esta semana el Indec, se pudo constatar que los precios de la mayoría de productos de consumo se han incrementado, entre ellos el arroz, el frijol, la leche y el queso.

“La situación está saliéndose de control, y si el Gobierno o el Ministerio de Fomento Industria y Comercio, Mific, no ponen un alto a esta oleada de alzas, la economía de los hogares se deteriorará de forma significativa la otra semana”, afirmó.

Situación alcista del petróleo

El petróleo que se comercializa en el mercado del Golfo de México, subió ayer el 1.45%, y cerró en US$107.83 por barril. Según reportes de la semana de la Bolsa de Mercantil de Nueva York, Nymex, el crudo acumula seis jornadas consecutivas en alzas, y ayer se colocó por tercera sesión consecutiva en su precio más alto, desde que en mayo pasado se anunciara que las reservas de EU aumentarán menos de lo esperado.

Analistas  de la Nymex indicaron ayer que con este sólido avance que ha venido experimentando el crudo de referencia en Estados Unidos, volvió a situarse muy próximo al nivel récord del 4 de mayo de 2011, cuando cerró en US$109.24 por barril, al registrarse revueltas populares en países productores del norte de África y Oriente Medio.